Los estudiantes con comorbilidades, como son diabetes e hipertensión, no podrán regresar a las aulas en el próximo ciclo escolar, informó Melitón Lozano Pérez, titular de la Secretaría de Educación de Puebla.

En entrevista, el funcionario estatal confío que el semáforo epidemiológico permita el retorno a las aulas en el próximo ciclo escolar, en agosto.

"Los alumnos con comorbilidades no regresan, por instrucciones de la Secretaría de Salud, deberán quedarse en casa, pero habrá que darles seguimiento a distancia", declaró.

Dio a conocer que esta semana se inició el padrón de alumnos con comorbilidades y que los directivos deberán dar datos el próximo 12 de mayo.

También entregarán un reporte sobre las condiciones sanitarias o de infraestructura faltante para equiparlas. "Tendremos una radiografía de las escuelas", agregó.

Sobre la evaluación a alumnos, aclaró que en la primera semana de clases se hará un diagnóstico y reforzarán las materias con rezago. "La primera semana de agosto no se dan clases de matemáticas, física o historia; será una semana intensiva para  las necesidades socio-emocionales", comentó.

Intervención con recursos

Melitón Lozano comentó que están analizando los recursos que van a invertir para equipar las escuelas y que el proyecto estará a cargo del Comité Administrador Poblano para la Construcción de Espacios Educativos (CAPCEE).

"Estamos haciendo una propuesta en todas las necesidades, en agua y electricidad", dijo al reportar más de 60 robos en escuelas de la entidad.

Destacó que computadoras, impresoras y hasta puertas han robado en algunas de las instituciones públicas que estuvieron cerradas durante la pandemia de Covid-19.

 Vacunas en las Cordes

El secretario de Educación, Melitón Lozano señaló que mañana definirán la estrategia de vacunación a docentes y personal administrativo por lo que requerirán de 160 mil dosis de prevención de Covid-19.

Actualmente han planteado una jornada de vacunación de cuatro días, de una semana inicial que se había solicitado inicialmente.

También pusieron a su disposición las instalaciones de la  Coordinaciones Regionales de Desarrollo Educativo (CORDE) para que se apliquen las dosis.