El 17 de abril de 1919 nació en Costa Rica la cantante María Isabel Anita Carmen Vargas Lizano, conocida como Chavela Vargas.

Pero el amor de la artista por México sobrepasaba cualquier nacionalidad.

Recordada por su voz ronca y su manera de interpretar los temas, Chavela tuvo trágicos momentos que marcaron su vida.

Los amores y desamores que enfrentó la hicieron llevar esos sentimientos al escenario y dejar un sinfín de frases y canciones que serán recordadas por la eternidad.

A Vargas se la considera una figura principal y peculiar de la música ranchera mexicana. La artista llegó a México a la edad de 17 años y a los treinta se hizo cantante profesional, apadrinada por el compositor y cantante José Alfredo Jiménez.

 

 

Sufrió poliomielitis durante su niñez. Según gente cercana a la cantante, salió de dicha enfermedad con la ayuda de chamanes y curanderos, de ahí que también le apodaran “La Chamana.”

Frida Khalo, Diego Rivera, la actriz Eva Gardner, Pablo Neruda y el cantante Víctor Manuel fueron algunos de los amigos más queridos de la cantante.

 

 

Aquí algunas de las frases más recordadas de la cantante:

    "Hay que llenar el planeta de violines y guitarras en lugar de tanta metralla"

    "Lo supe siempre. No hay nadie que aguante la libertad ajena; a nadie le gusta vivir con una persona libre. Si eres libre, ése es el precio que tienes que pagar: la soledad"

    "Sólo de borracho a borracho nos entendemos"

    "Moriré un lunes, el día más aburrido pero no quiero cruces ni llantos. Que dejen descansar a la Vargas"

    "Al entrar al escenario siento miedo. Pero algo encuentro o algo me encuentra a mí. Antes de terminar la primera canción ya estoy en otro lado. Del lado de mi público"

    "Ama sin medida, sin límite, sin complejo, sin permiso, sin coraje, sin consejo, sin duda, sin precio, sin cura, sin nada. No tengas miedo de amar, verterás lágrimas con amor o sin él"

Foto Twitter @ChavelaVargas