Después de cuatro años de desaparecida, al fin se subieron a la plataforma de búsqueda de personas, la foto y datos de Roxana Sánchez Olguín, mujer originaria de Tehuacán que fue vista por última vez el 31 de enero de 2017 en el municipio de Esperanza.

A través de redes sociales, Liz Sánchez Olguín, hermana de la desaparecida, mencionó que la Comisión Nacional de Búsqueda ayudó a que por fin se integraran los datos de su familiar, pues después de cuatro años ya podían iniciar la búsqueda en varios estados del país a través de la plataforma.

Pero acusó que en la Fiscalía General del Estado (FGE), no habían tenido respuesta durante todo este tiempo.

Por su parte, la madre de Sánchez Olguín mencionó que la última vez que supieron de su hija fue el 31 de enero de 2017 cuando se comunicó para avisar que iría a Esperanza a tratar algo relacionado con un trabajo de edecán, pero, ya no regresó.

Roxana Sánchez, aquel 31 de enero salió a trabajar y no regresó, por lo que dejó huérfano a su hijo de 12 años de edad.

La mamá de Roxana, hace algunos meses dio a conocer que la última vez que tuvo contacto con su hija fue un 31 de enero de 2017, cuando a través de una llamada telefónica le avisó que no llegaría a su casa, pues acudiría a una reunión de trabajo a Esperanza, Puebla, con unas supuestas amigas, mismas que para la familia eran desconocidas.

Agregó que el 1 de febrero del 2017  buscaron hacer contacto a través de la línea telefónica que tenía, llamada que fue contestada, sin embargo, no era Roxana, era otra mujer que dijo haberse encontrado un chip atrás de la iglesia de Esperanza y se lo puso a su teléfono, pero no tenía más información.

La tarjeta SIM fue entregada a la FGE, como una prueba para esclarecer los hechos, pero luego desapareció sin avisar a los familiares que la prueba había desaparecido, lo cual ha puesto en una situación difícil a sus familiares ante la incertidumbre que les genera no saber nada de su hija, hermana.