La diputada Tonantzin Fernández Díaz (de Morena) exigió la mitad de salario y apoyos legislativos a su suplente a cambio de la curul del distrito 18 de Cholula en el Congreso de Puebla.

La legisladora morenista dejó el cargo para buscar la alcaldía de San Pedro Cholula, así que sería sustituida por su suplente, Irene Noriega Papaqui.

Sin embargo, la diputada suplente acusó que antes de asumir el cargo fue presionada e intimidada por abogados y la mamá de Fernández Díaz, Guadalupe Fernández, pero como no cedió, ya no la dejaron tomar la curul.

En entrevista con un medio regional de Cholula denunció que le exigieron firmar un documento donde “cedía voluntariamente” la mitad del sueldo de 55 mil pesos, así como la mitad de los apoyos legislativos mensuales de 82 mil pesos.

Además dijo que le pidieron firmar otro documento donde se comprometía a actuar bajo las órdenes de Guadalupe Fernández.

“Ahí venía que yo tenía prohibido firmar todo convenio con personas sin antes haberle avisado a la diputada Tonantzin; que de toda persona que viniera a pedir asesoría tendría que estar informada la mamá de la diputada Tonantzin; que toda gestión, todo trámite, vaya, todo lo que yo iba a hacer, tenía que estar autorizado por la mamá de la diputada Tonantzin”, refirió.

Denuncia intimidación y teme represalias

Noriega Papaqui reprobó las presiones de las que fue víctima y abrió la posibilidad de denunciar legalmente tanto la intimidación como la violencia política.

Incluso dijo temer represalias y responsabilizó a Fernández Díaz, a su mamá y a sus colaboradores de cualquier cosa que ponga en riesgo su integridad.

“Me siento intimidada, me siento acorralada, por el poder que están utilizando para opacar mi expresión. Responsabilizo a tu equipo de trabajo y a tu mamá de todo aquello que me pueda pasar”, dijo con dedicatoria a la diputada con licencia Tonantzin Fernández.

El 2 de marzo Fernández Díaz solicitó en el Congreso una licencia por tiempo indefinido mayor a 30 días, así que se llamaría a su suplente, pero el martes 9 (después del conflicto) cambió su licencia a menor a 30 días, para que su curul permanezca vacía en espera de que regrese.

Tonantzin Fernández niega acusaciones

La diputada Tonantzin Fernández negó las acusaciones y en un video publicado en sus redes sociales afirmó que Irene Noriega miente y que está enojada porque le exigió que devolviera 40 mil pesos a ciudadanos a quienes les pidió dinero para resolverles un problema jurídico que nunca quedó solucionado.

Afirma que sin importarle que se tratara de su suplente, el 26 de enero Irene tuvo que devolver el dinero y “ese es su gran enojo”, aunque la legisladora no aclaró cómo la obligaron a regresarlo.