En la elección del 6 de junio es muy probable que Morena pierda municipios y distritos importantes, incluida la capital, pero aún así conservaría la mayoría en el Congreso del estado.

Juan Luis Hernández Avendaño, director del Medio Universitario de la Universidad Iberoamericana Puebla, auguró que la oposición ganaría espacios gracias a malos resultados de los gobiernos morenistas, más no por una aceptación genuina de la ciudadanía.

En la emisión de este miércoles de Ante la Corte, de e-consulta, anticipó que el gobernador Miguel Barbosa Huerta intervendrá en el proceso electoral para intentar favorecer a su grupo político, y los partidos políticos nuevos no sobrevivirán por falta de votos.

Morena cuesta arriba

En Puebla capital vio un escenario desfavorable para Morena, ahora que el futuro candidato del PAN, PRI y PRD a la presidencia municipal será el exalcalde Eduardo Rivera Pérez, pues cuenta con mayor popularidad y aceptación.

Sin importar a quién postule Morena, consideró que le será difícil revertir la desventaja, aunque vio mejor posicionado al exdirector técnico del Puebla, José Luis Sánchez Solá “El Chelis”, debido a su popularidad, pero precisó que esto no es sinónimo de capacidad para un buen gobierno.

Del diputado local con licencia, Gabriel Biestro Medinilla, señaló que carece de buena aceptación por el papel que realizó como presidente del Congreso del estado, pues muchas iniciativas quedaron congeladas y las que se aprobaron no precisamente se apegan a la agenda de una izquierda progresista.

A la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco le sería difícil concretar su reelección por sus enfrentamientos con Barbosa Huerta y porque su gobierno ha quedado lejos de cumplir con las expectativas de la población.

Bajo este contexto avizoró también la derrota de Morena en las seis diputaciones de Puebla capital, así como las de la zona conurbada, ya que parece inminente su derrota en alcaldías importantes como San Andrés y San Pedro Cholula; Tehuacán; San Martín Texmelucan; Cuautlancingo; Coronango y Amozoc.

Con derrotas Morena tendría mayoría

A pesar de las posibles derrotas, Hernández Avendaño adelantó que Morena podría conservar la mayoría simple el Congreso local, desde luego con ayuda de partidos aliados, no como ahora, que por sí solo cuenta con 14 curules y con sus aliados llega a 22.

A esto se sumaría la intervención de Barbosa Huerta para favorecer a su grupo político, a fin de conservar la fuerza e influencia en el Legislativo que le permita gobernar sin contrapesos.

Si bien el mandatario ha sostenido que se mantendrá al margen del proceso electoral, el académico sentenció que es ingenuo creer que así será.

“No ocurre ni en México ni en el mundo. Todos los gobiernos meten las manos para que su partido tenga espacios para seguir gobernando. A lo mejor los usos y modos serán menos visibles, pero todos los gobernadores intervienen de una manera estratégica”, puntualizó.

“Va por México” es por supervivencia

Hernández Avendaño calificó de “Frankenstein” a la alianza Va por México, integrada por PAN, PRI y PRD, pues consideró que los partidos se aliaron solo para sobrevivir y recuperar algunos espacios de poder.

No vio que juntos representen una amenaza para Morena a nivel nacional, ya que el presidente Andrés Manuel López Obrador mantiene una alta aceptación que le permitiría conservar la mayoría en la Cámara de Diputados.

Si a esto se suma una previsible baja participación ciudadana, auguró incluso que el PRD y Movimiento Ciudadano (MC) podrían perder el registro, igual que los tres nuevos partidos: Redes Sociales Progresistas (RSP); Fuerza Social por México (FSM) y Partido Encuentro Solidario (PES).

En el plano local vio la misma situación y advirtió la extinción de Pacto Social de Integración (PSI); Compromiso por Puebla (CPP) y Nueva Alianza.