Las especies de animales que fueron halladas en mal estado en el Museo de la Evolución de Tehuacán podrían ser llevadas al parque Flor del Bosque, para que reciban un mejor trato y la atención veterinaria necesaria, mientras permanecen en el inmueble.  

Beatriz Manrique, secretaria de Medio Ambiente del estado manifestó que se está buscando un lugar adecuado para que los animales terminen su ciclo de vida de la mejor manera y una opción es el parque antes referido, sin embargo, se analiza la situación.

Señaló que las especies que se encontraron fueron: un cocodrilo de pantano, tres ajolotes, ocho tortugas japonesas, cinco tortugas de rio, una falsa coral, una tarántula, unos cien pies, un escorpión, un pejelagarto y tres boas, animales que presentan un notable maltrato y condiciones desfavorables para vivir en ese lugar.

Indicó que, en el caso de los ajolotes, se requiere de un permiso para que puedan ser trasladados a otro lugar, situación que se está analizando.

Agregó que el tema se ha seguido de cerca, en el cual se han percatado que no hay archivos de los animales que comprueben su llegada al museo, es decir, se desconoce bajo qué condiciones fueron llevados a este lugar, a pesar de que algunos de ellos son especies protegidas.

Destacó que aún siguen en el lugar, pero se está trabajado para que se les dé una correcta salida, bajo los lineamientos que se requieran.