Una ejecutiva de Nike renunció luego de 25 años de laborar para la empresa, esto luego de que una investigación reveló que su hijo, Joe Hebert, usó una tarjeta de crédito a nombre de su madre para comprar tenis para su empresa de reventa.

Se trata de Ann Hebert, quien era ejecutiva de Nike y se desempeñaba como vicepresidenta y gerente general para América del Norte.

Ann Hebert, vicepresidenta y gerente general en la región de América del Norte, ha decidido dejar Nike, de manera efectiva y inmediata. Agradecemos a Ann por sus más de 25 años con Nike y le deseamos lo mejor”, informó la empresa por medio de un comunicado.

Joe Hebert, de 19 años, protagonizó una información de la revista Bloomberg Businessweek sobre el pujante mercado de reventa de calzado deportivo, del que alardeaba en Instagram.

El hijo de Ann es propietario de la empresa West Coast Streetwear, que se dedica a comprar calzado exclusivo –de Nike y otras marcas– para revenderlo luego a un precio superior.

Según la citada investigación, Joe Hebert, hijo de la vicepresidenta de Nike, se gastó más de 132 mil dólares, es decir, 2 millones 700 mil pesos, en la compra de diversos pares de tenis exclusivos y usó la tarjeta de crédito de su mamá.

Además en las publicaciones se señala que West Coast Streetwear utiliza programas informáticos que permiten adquirir a través de internet los exclusivos productos inmediatamente tras su estreno, adelantándose a otros consumidores y coleccionistas, y sorteando los sistemas que las tiendas crean para restringir el número de unidades que puede comprar una persona.

En el artículo el joven reconoció que su madre tenía un alto puesto en la empresa Nike, pero que nunca había recibido información privilegiada.

Por su parte, un portavoz de Nike infirmó Ann le informó a la empresa sobre las actividades que realizaba su hijo desde 2018, y que en ese momento se determinó que no había ningún conflicto de intereses o que se estuviera violando alguna norma interna.