Un grupo de delincuentes aprovechó la oscuridad de la noche para meterse a robar a la capilla del Barrio de San Antonio, en el municipio de Nopalucan de la Granja.

Los hechos fueron reportados por vecinos de esa comunidad, los cuales indicaron que por la mañana se percataron del robo que se cometió por una de las puertas de la sacristía.

Los delincuentes habrían ingresado al templo ubicado en la 9 Norte y 6 Poniente rompiendo los barrotes de la protección de las ventanas pero también la cerradura de una puerta.

Los encargados del templo católico reportaron el robo de varios artículos de valor como un cáliz y la custodia para las ceremonias.

Por este hecho no se reportó el robo de arte sacro pero sí daños materiales por las cerraduras rotas y ventanas, por lo que los vecinos exigieron a las autoridades más seguridad.