La reforma a la Ley de la Industria Eléctrica fue aprobada por el pleno del Senado de la República, por lo que pasa ahora al Ejecutivo para su publicación.

Aunque se presentaron más de 100 reservas, fueron rechazadas. A la iniciativa preferente del presidente López Obrador “no se le cambió ni una coma”, como lo solicitó a los legisladores.

La reforma fue aprobada por 68 votos a favor y 58 en contra.

¡Bravo, cumplieron con la orden de que no se le moviera ni una coma!”, ironizó el coordinador de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado.

Po el contrario, la morenista Martha Lucía Micher afirmó: “Estoy orgullosa de no haber recibido moche alguno para vender a la patria, y porque estoy convencida de que estoy del lado correcto de la historia”.

La legisladora del PAN, Xóchitl Gálvez sacó una cartulina donde se leía: “Nos vemos en la Corte”.  También colocó un moño negro en tribuna argumentando que “es un día de luto para el planeta porque la capa que nos cubre es delgada y se está acabando y sé que no les importa”.

Antes, el coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, Ricardo Monreal Ávila, aseguró que la reforma a la ley de la Industria Eléctrica es constitucional, ya que privilegia las energías limpias, fortalece la soberanía energética de México y garantiza la rentabilidad de la CFE.

Monreal Ávila recordó que desde el 2013 advirtieron que revertirían la “reforma energética” de ese entonces, pues privatizaba y desmantelaba al Estado de su prestación de este servicio público. A los legisladores que éramos oposición se nos pisoteó, ignoró y humilló”.