Ricardo Gali Saucillo negó ser impulsado por su tío el exgobernador Antonio Gali Fayad, pues sostuvo que no es "títere de nadie" y su aspiración a la alcaldía de Puebla es legítima.

En rueda de prensa virtual criticó este martes que Eduardo Rivera Pérez se haya registrado como precandidato, pues denunció que por 11 años el PAN lo ha impulsado como perfil único en lugar de dar espacio a otros.

El joven de 26 años rechazó que su búsqueda de la candidatura a la presidencia municipal sea una vía para negociar su postulación a otro cargo, pues hace unos meses había externado su aspiración a una diputación local.

Igual descartó que Gali Fayad busque ejercer presión por medio de él para obtener alguna candidatura personal o para su grupo político.

No obstante, reconoció que su aspiración obedece a la exclusión de grupos y sectores al interior del PAN, pues denunció que no se ha tomado en cuenta a los jóvenes.

"La aspiración únicamente es por falta de espacios que hemos estado exigiendo los jóvenes [...] pero no me mueve ningún político ni ningún grupo; tengo criterio propio, no me utilizan de títere de nadie", afirmó.

Condiciona adhesión a Rivera

Como la propia dirigencia nacional del PAN ha avalado la candidatura de Rivera Pérez, Gali Saucillo condiciona su apoyo con base en los espacios de la planilla.

"Nos sumaremos solo si el ganador (de la candidatura) respeta y da espacios a todos los grupos panistas, en especial al juvenil", advirtió.

Reconoció que no tiene trayectoria en el PAN, presumió que cuenta con liderazgo entre la juventud por ser fundador del Consejo de Estudiantes del Estado, además de que afirmó que tiene el apoyo de perredistas y priistas, que sumarán su apoyo al PAN en la elección del 6 de junio.

No reveló los nombres de quienes podrían integrar su planilla, pero en la rueda de prensa estuvo acompañado de María de los Ángeles Garfias López, quien fue regidora del ayuntamiento de Puebla de 2008 a 2011.