Carlos Loranca Muñoz, quien hace cuatro años fue relacionado con el presunto líder huachicolero, Othón Muñoz Bravo, El Cachetes, fue destituido e inhabilitado 15 años por el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

El pleno del consejo, encargado de la vigilancia y disciplina de los jueces y magistrados federales, detectó que Loranca Muñoz incurrió en irregularidades al hacer sus declaraciones patrimoniales de los años 2014, 2015 y 2016 cuando formaba parte del Primer Tribunal Unitario en el estado de Puebla.

“Se corroboró que incurrió en faltar a la verdad respecto con su evolución patrimonial y las irregularidades reportadas”, señaló el consejo.

Loranca Muñoz no reportó cerca de 6 millones de pesos, por lo que se le inhabilitó por 15 años y fue destituido, con base en “investigaciones administrativas que se llevaron a cabo con absoluto profesionalismo, velando siempre por el debido proceso y la presunción de inocencia”.

En 2018 fue suspendido cuando tenía pocos meses de haber sido adscrito al Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal y Civil en el estado de Chihuahua, porque supuestamente era socio de El Cachetes en una gasolinera en Acajete, Puebla.