La presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco declaró que su gobierno no va a frenar la obra pública, luego de que el gobernador Miguel Barbosa Huerta ha condicionado algunos proyectos de infraestructura en la capital.

“El trabajo no se puede detener (…) Mi obligación es darle garantía a la ciudadanía de que las acciones del gobierno van a continuar, que no se detienen”, sentenció.

La alcaldesa dijo que invertir en obra pública permite la reactivación de la economía, así que va a continuar con dar los servicios públicos.

En respaldo, el secretario de Gobernación Municipal, René Sánchez Galindo declaró que “le llama mucho la atención” que se decida inaugurar una obra en donde es oriundo el gobernador Miguel Barbosa con inversiones millonarias para la Universidad Benito Juárez García, pero no en la capital donde los recursos son menores.

El funcionario dijo que la Comuna va a respetar los lineamientos para el desarrollo de obras, sin cometer ningún abuso.

Barbosa ve actos electorales

Por otra parte, el gobernador Miguel Barbosa Huerta respondió que la realización de obras en el municipio de Puebla son actos de promoción electoral de Claudia Rivera Vivanco.

Además, respondió que sí acudió el 12 de febrero a San Sebastián Zinacatepec, pese a los contagios de Covid-19 con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, fue porque ambos nos están interesados en participar en las elecciones de junio.

Barbosa acusó que Claudia Rivera todos los días realiza actos de promoción personal con las actividades del municipio.