Una de las fiestas que muchos disfrutan es cuando se revela el sexo del bebé que está por nacer, pero de la alegría se pasó a la tragedia en Estados Unidos.

Christopher Pekny, un joven de 28 años, preparaba la fiesta en donde revelarían el sexo de su bebé, pero las cosas no salieron como esperaba.

El hombre murió el pasado el domingo luego de que le explotara un dispositivo de revelación de sexo que estaba armando con su hermano Michael –de 27 años- en una cochera.

Según la policía de Liberty (Nueva York, Estados Unidos), el incidente ocurrió alrededor del mediodía y la Unidad de Eliminación de Bombas investiga que causó el accidente.

En entrevista para The New York Times, Peter Pekny, el mayor de los tres hermanos, contó que su hermano se enteró en Navidad que su novia estaba embarazada, por lo que decidió involucrarse en todo. Él estaba muy emocionado porque se convertiría en papá.

Peter dijo que el siniestro fue "un accidente poco común". "El más extraño entre los accidentes raros que nadie pudiera imaginar", agregó.

El hombre dijo que sus dos hermanos eran buenos construyendo cosas y que incluso Christopher era bueno construyendo cosas.

“Si puedes pensar en dos personas, las dos personas más unidas del mundo… Multiplica eso por diez”, explicó Peter sobre la relación entre sus consanguíneos.