El UFC Vegas 19 terminó con una gran sorpresa luego de que Derrick Lewis propinara un brutal nocaut para vencer a Curtis Blaydes, quien llegaba como favorito en la contienda y retador número 2 de los pesos pesados de la UFC. Aunque el encuentro tuvo una de las finalizaciones más espectaculares en lo que va del año, abrió las puertas a la polémica.

Lewis mandó a la lona a Blaydes con un uppercut, quien cayó completamente noqueado, pero a "The Beast" no le bastó con ver tendido a su rival y se lanzó sobre él para dar más golpes más antes de que Herb Dean se interpusiera para terminar la pelea. Posterior a ello, llegó un baile que a muchos pareció de mal gusto, ya que Lewis parecía burlarse de su rival.

Al concluir la pelea Lewis habló en conferencia de prensa y dijo que si alguien tiene culpa de los golpes extras es precisamente Herb Dean, quien atraviesa una nueva polémica por su trabajo como referee.

"Su esquina, sus entrenadores estaban diciendo '¡Eso es una mierda!' Yo les decía que no era mi culpa, que era culpa de Herb Dean. Yo voy a seguir peleando hasta que el referee te separe. Así es con todos. También me podría pasar a mí. Voy a seguir peleando hasta que digan que pare".

Foto: Twitter