La vida en pareja es la principal idea que viene a la cabeza cuando del Día del Amor se habla, sin embargo, este concepto en Puebla ha perdido 4.3 por ciento de terreno en los últimos 10 años, ante los cada vez más frecuentes divorcios y separaciones.
 
Cifras del último Censo Poblacional 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) muestran que en Puebla hay 2 millones 565 mil 884 personas que viven en pareja, ya sea casados legal o religiosamente, o por la modalidad de unión libre.
 
Este número representa 49.7 por ciento de la población de 12 años o más que vive en Puebla y que es contemplada por el Inegi para formar la estadística de la condición conyugal del país.
 
El porcentaje de personas que viven en pareja en la entidad refleja una disminución de 4.3 por ciento con respecto del porcentaje de población casada o en unión libre que había en Puebla en el año 2010, cuando se levantó el Censo Poblacional previo.
 
Hace una década en el estado las personas que vivían en pareja ascendían a 2 millones 316 mil 781 poblanos, lo cual correspondía a 54 por ciento de la población de 12 años o más que había en ese entonces.
 
En números reales, se podría decir que de 2010 a la fecha hay 249 mil 103 personas más que viven en pareja, aunque estos números no guardan relación con el crecimiento poblacional del grupo de 12 años o más que fue de 874 mil 408 personas.
 
Subieron uniones libres pero también las separaciones
Datos de Inegi muestran que en la actualidad hay 1 millón 190 mil 561 personas que viven en unión libre, 23 por ciento de la población de 12 años o más.
 
Hace 10 años los poblanos que vivían en unión libre eran 780 mil 234, lo cual representaba al 18.2 por ciento de la población de 12 años o más, una variación de 4.8 por ciento y 410 mil 237 personas en esta condición.
 
En contraste las personas que vivían en unión libre, pero decidieron separarse, también aumentaron en los últimos 10 años. Hasta el 2020 las personas separadas en Puebla ascendían a 2 millones 812 mil 279, que equivalen a 5.4 por ciento de la población encuestada.
 
En comparación con las estadísticas de 2010, las separaciones mostraron una variación porcentual a la alza de 1.7 por ciento. Hace una década las personas separadas eran 158 mil 792, igual al 3.7 por ciento de la población encuestada.
 
El mecanismo legal del divorcio también tuvo una variación porcentual a la alza y en 2020 había 60 mil 988 poblanos divorciados, que equivale a 1.1 por ciento de la población encuestada, mientras que en 2010 los divorciados eran 40 mil 930 personas, que equivalían a 0.9 por ciento de las personas de más de 12 años.
 
Bodas civiles siguen por arriba de las religiosas
Para aquellos que aún creen en el matrimonio, la tendencia se mantiene en que las bodas sean a través de la religión que los contrayentes tengan.
 
En Puebla las cifras oficiales muestran que el año pasado cerró con 1 millón 375 mil 323 personas casadas, que en comparación con el Censo de 2010 refleja una variación porcentual a la baja, pues en ese año eran 1 millón 536 mil 547 personas unidas en matrimonio.
 
Del número actual de matrimonios las estadísticas muestran que los poblanos siguen teniendo presente primero las leyes civiles que las religiosas.
 
Del 1.3 millones de matrimonios en Puebla, el 30.2 por ciento son bajo leyes civiles mientras que aquellos que son exclusivamente por la vía religiosa corresponde al 5.5 por ciento.
 
La mayoría opta por combinar ambos aspectos y por ello es que 64.1 por ciento de los poblanos casados lo hicieron tanto por la iglesia como por el civil, lo cual representa a 882 mil 860 personas.