El sueño mexicano en el Mundial de Clubes de Qatar terminó este jueves con el triunfo de Bayern Múnich sobre los Tigres de la UANL por 1-0, donde una solitaria acción de Robert Lewandowski otorgó a Benjamin Pavard el rebote para anotar el único tanto del encuentro.

La escuadra mexicana supo manejar la primera mitad para llevar el ritmo en los 45 minutos pese al evidente nerviosismo en jugadores como Carlos González, Luis Rodríguez y Luis Quiñones.

Sin embargo, las opciones verdaderas de gol para ambas escuadras llegaron en el segundo tiempo. Al 59’, un balón al área y la mala salida del arquero felino Nahuel Guzmán pegaron el esférico al cuerpo de Lewandowski, quien alcanzó a rebotar la redonda para que Pavard pudiera anotar el 1-0.

Esta acción se revisó en el VAR ante un posible fuera de lugar de los bávaros. Aunque el árbitro central terminó por validar el gol, el polaco estiró de más el brazo para tocar el esférico, jugada de la que ni la asistencia ni el silbante pudieron percatarse.

Más tarde habría otra mano dentro del área bávara nuevamente por obra de Pavard, quien se apoyó sobre el césped y detuvo el movimiento natural de la pelota, pero que el árbitro decidió no marcar.

A partir de entonces la posesión alemana se encargó de detener cualquier aproximación de los universitarios al arco defendido por Manuel Neuer, siendo una media tijera de Gignac la jugada más peligrosa de los mexicanos.

Bayern se consolidó campeón de esta edición mundialista a nivel de clubes e igualó al FC Barcelona como el único equipo en conseguir seis trofeos en una misma temporada.

 

Foto: Twitter