En 2020 fueron detenidas en Puebla 6 mil 792 personas acusadas de diversos delitos, pero 4 mil 235, el 62.4 por ciento, quedaron en libertad, reconoció este martes Gilberto Higuera Bernal, titular de la Fiscalía General del Estado (FGE) al comparecer en el Congreso local.

Ante los diputados admitió que solo 2 mil 557 personas, 37.6 por ciento, lograron ser vinculadas a proceso por los delitos que se les imputaron.

El fiscal deslindó de esta problemática a su personal y la atribuyó al llamado "nuevo" sistema penal acusatorio, que entró en vigor desde 2016.

Aunque las personas fueron detenidas en flagrancia por policías federales, estatales o municipales, aseguró que a la gran mayoría se les acusó únicamente de "robos menores".

Como el sistema permite que las partes solucionen los conflictos sin llegar a los tribunales, fue que las 4 mil 235 obtuvieron su libertad sin enfrentar un juicio.
 
"Se debe esto a que en muchos casos las personas detenidas en flagrancia son por robos menores. Muchos de estos casos, por lo tanto, conforme a las disposiciones del Código Nacional de Procedimientos Penales, son canalizadas a mecanismos alternativos de solución de controversias en materia penal, cuya regulación está en una ley nacional y, conforme a ello, si las partes, es decir, el ofendido o el afectado y el imputado llegan a acuerdos, estos casos no se judicializan", refirió.

"Justamente este es uno de los grandes méritos del nuevo sistema de justicia penal acusatorio: que no todos los casos lleguen a los tribunales, sino lleguen los de mayor afectación social", agregó para responder el cuestionamiento del diputado sin partido Hugo Alejo Domínguez.

Investigan corrupción en FGE

Higuera Bernal reveló que en la FGE se investigan casos de corrupción de ex servidores públicos que extorsionaban a personas para no detenerlas.

Sin precisar el número de casos, ventiló que varias personas que tenían órdenes de aprehensión en su contra no fueron detenidas porque entregaron dinero al personal de la FGE.

Por este motivo dio a conocer que el año pasado se ejecutaron 964 órdenes de aprehensión, 33 de ellas por delitos cometidos hace más de 20 años.

Sostuvo que 122 procesos de investigación contra personal de la fiscalía y 12 ex servidores públicos ya fueron vinculados a proceso por diversos delitos.

Las conductas por las que más se denuncia al personal de la FGE, reconoció, son la corrupción, la negligencia, el abuso de autoridad y el influyentismo.

Bajan denuncias en pandemia

Higuera Bernal destacó que en 2020 disminuyó la recepción de denuncias en un 16.9 por ciento, pues se denunciaron 63 mil 587 delitos, mientras que en 2019 sumaron 76 mil 557.

El fiscal vinculó la disminución con una baja en la incidencia delictiva, no con el confinamiento por la pandemia de Covid-19 o una pausa en el trabajo de la fiscalía.

Sostuvo que la FGE no detuvo sus labores y atendió todos los días pese a la emergencia sanitaria, lo cual ocasionó más de 500 contagios de Covid en el personal.

Incluso reconoció que 12 personas que trabajaban en la fiscalía fallecieron a causa del virus, así como personal del Servicio Médico Forense (Semefo), pero no precisó las defunciones.

Niega filtraciones

Higuera Bernal negó que desde la FGE se filtre información a medios de comunicación sobre investigaciones u órdenes de aprehensión contra políticos de oposición al gobierno de Miguel Barbosa Huerta.

Como suelen difundirse casos de los que luego opina el mandatario de Morena, la diputada panista Mónica Rodríguez Della Vecchia cuestionó con qué fines se filtra la información y si esto no violenta el debido proceso o el derecho de presunción de inocencia.

Al respecto respondió: "esta fiscalía no filtra ni divulga información, siempre procura la secrecía de los casos, y les reitero que esta fiscalía es verdaderamente autónoma".

Dio cuenta también de nueve carpetas de investigación por agresiones a periodistas y cinco por ataques a personas con preferencia sexual distinta a la heterosexual