Este domingo los Chapulineros de Oaxaca consiguieron alzar el trofeo como primeros campeones de la Liga de Balompié Mexicano, con todo y los inconvenientes que la acompañaron durante prácticamente todo el certamen y que la Liguilla se jugó únicamente con 6 equipos.

Los de Oaxaca se impusieron al Atlético Veracruz luego de irse al frente en el mercador y terminar por empatar el mismo. Un tanto más de los visitantes mandó el partido a tiempos extras y posteriormente a penales, donde los dirigidos por Omar Arellano Nuño supieron imponerse.

El encuentro de vuelta en esta gran final tuvo lugar en el Estadio Independiente MRCI de Oaxaca, donde los locales sacaron la casta y remontaran un marcador desfavorable luego de que Veracruz se adelantara por 2-0 en el juego de ida.

Víctor Lojero anotó el primer tanto al minuto 13 derivado de una jugada que inició en un tiro de esquina. Más tarde, Omar Arellano Riverón ampliara la ventaja con un doblete al minuto 32 y 79, sellando un marcador que les daba la ventaja.

A escasos minutos silbatazo final, Pedro Esquivel descontó en favor del Atlético Veracruz y mandó el partido al alargue tras empatar la pizarra a tres goles.

Finalizados los dos tiempos de 15 minutos (y sin anotaciones) las acciones se definieron desde los once pasos, donde los oaxaqueños consiguieron 4 tantos por 2 de los jarochos y alzaron el primer trofeo de esta competición.

Foto: Facebook