Durante el 2020 y lo que va de este año, la comuna de Ajalpan se ha revelado como conflictiva en asuntos de gobierno.

Y es que Ignacio Salvador Hernández, edil de este municipio, lleva 10 meses prófugo y aunque el suplente, su hijo Ignacio Salvador Tirzo, asumió el cargo, desapareció luego de cumplirse el período de licencia, por una supuesta orden de aprehensión en su contra.   

La situación que detonó la ausencia del edil titular como la del suplente, fue la ocurrida el pasado 30 de marzo de 2020, día en que se registró un enfrentamiento armado entre policías municipales de Ajalpan  y  supuestas bandas delincuenciales, quienes intentaron secuestrar a integrantes de otra banda.

Del enfrentamiento resultó un policía muerto.  Entre los detenidos uno portaba una camisa con la imagen del ayuntamiento y desde ese momento se empezó a indagar sobre los nexos del alcalde con el crimen organizado.

Días después de ese hecho, específicamente el 4 de abril, en una accidentada sesión de Cabildo, Salvador Hernández solicitó licencia por 90 días para apartarse de su cargo, alegando supuestos problemas de salud, decisión que respaldó por unanimidad su cuerpo edilicio.

Su lugar fue ocupado por su suplente e hijo, Ignacio Salvador Tirzo, quien dio a conocer ante medios oficiales que estaría a cargo del ayuntamiento por 90 días, período que solicitó su papá.

Por esos días, el gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta dio a conocer de manera oficial que el alcalde de Ajalpan había solicitado licencia debido a que es investigado por sus presuntos vínculos con grupos delincuenciales de Veracruz y posiblemente del crimen organizado que opera en la Sierra Negra del estado.

Posteriormente llegaron los cateos a las propiedades del munícipe, en Ajalpan, Sierra Negra, Tehuacán y otros municipios, las cuales fueron aseguradas por elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), e incluyen hoteles y centrales de autobuses de la línea Sierra Negra.

A mediados de agosto y durante los operativos, detuvieron a Nayeli Salvador Sánchez, hija del presidente, quien se encontraba trabajando en un hotel, propiedad de su papá. De acuerdo con información que emitió su mamá, Esperanza Montalvo Sánchez, la detención se registró el sábado por la tarde y ya llevaban más de 24 horas sin saber de ella. Posteriormente indicó que la detenida fue presuntamente torturada para confesar el paradero de su padre.

Afuera de la Fiscalía General del Estado (FGE), familiares de la detenida y amigos se manifestaron para exigir la liberación de la joven y pidieron al gobernador de Puebla no involucrar a personas que no tuvieran relación en los asuntos del edil, ya que, aunque son cercanos al presidente, desconocen las acciones del cargo público que ostentaba.

El 15 de octubre, casi siete meses después de no saber nada del presidente, reapareció ante las cámaras, en esta ocasión a través de un video proyectado en una pantalla, en el cual envió un saludo al mandatario estatal. Asimismo, como parte de su segundo informe, anunció las actividades que se habían realizado, a pesar de haber estado ausente y adelantó los proyectos que ejecutaría en lo que le restaba a su administración

En representación del gobierno del estado llegó Samuel Olivier Balderas, delegado estatal quien después de unos minutos decidió abandonar el salón de cabildos al considerar una falta de respeto la manera en que se estaba efectuando la sesión.

En la siguiente conferencia mañanera, Barbosa Huerta arremetió contra del presidente municipal, llamándole "canijo sin vergüenza",  y  mencionó que la Secretaría de Gobernación del estado sería la encargada de iniciar el proceso de revocación de mandato, en el cual el Cabildo debería buscar el perfil del suplente lo haría el Congreso del Estado.

Actualmente, las propiedades de Salvador Hernández continúan incautadas, mientras se sigue el proceso de investigación en su contra.

El secretario general del ayuntamiento, Juan Guzmán Ruíz, mencionó en diferentes entrevistas para e-consulta, que cada regidor ha desempeñado el trabajo que les corresponde, tanto en la cabecera municipal como en la Sierra Negra y el que no cuenten con presidente no perjudica al municipio.

Este 2021 se realizarán las elecciones para presidentes municipales y la comuna de Ajalpan está por concluir su período de gobierno, sin embargo, se desconoce quién podría realizar el proceso de entrega-recepción, o si Ignacio Salvador podría reaparecer una vez más.