Este martes 26 de enero los templos católicos poblanos volverán a abrir sus puertas luego de casi un mes de estar cerrados, con un aforo del 20 por ciento,   de lunes a viernes.

A través de un comunicado el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, detalló que tras las disposiciones que esta mañana dio a conocer el Gobierno del Estado, se acordó que mañana reabran los templos y exhortó a las personas mayores y grupos vulnerables que se abstengan de asistir y sigan participando en las celebraciones eucarísticas a través de redes sociales o la televisión.

La Arquidiócesis de Puebla señaló que a los asistentes se les debe tomar la temperatura, ofrecer gel y sanitizarlos.

Se informó que la Curia Arzobispal también iniciarán labores a partir de mañana, de lunes a viernes, con las mismas medidas antes citadas. Quedan suspendidas todas las actividades que impliquen aglomeración, como procesionesperegrinacioneskermés y fiestas patronales.