Por clausura de una obra particular, más de 100 pobladores de la junta auxiliar de Santo Tomás Chautla bloquearon por horas el camino que dirige al relleno sanitario de Chiltepeque, concesionado a la empresa RESA.

Los vecinos se percataron esta mañana de que fueron colocados sellos de clausura de parte del Ayuntamiento de Puebla y que se presume se colocaron la madrugada de este lunes.

La clausura no fue notificada con un exhorto previamente, ni reportada la mañana de este lunes 25 de enero por las autoridades del municipio, en el reporte diario de las acciones por la pandemia por Covid-19.

Por esa razón- dijeron los vecinos-  decidieron bloquear el paso en el camino que conduce al relleno sanitario, lo que generó una larga fila de las unidades de recolección de basura del municipio.

De acuerdo con los afectados, el municipio no puede intervenir en la clausura al tratarse de un predio ejidal.

“La obra está en un terreno federal, es un ejido, por tanto, el Ayuntamiento no tiene por qué inmiscuirse”, agregó uno de los inconformes.

Aprovecharon para pedir una reunión con las autoridades municipales para que también dé una explicación sobre el procesamiento de los residuos sólidos, pues acusaron que hay un foco de infección.

De acuerdo con los manifestantes, representantes del Ayuntamiento de Puebla se acercaron a la protesta para liberar la vialidad y acordaron mesas de diálogo para atender sus inquietudes.