Las lesiones que sufrió al caer desde el tercer piso de un edificio donde llevaban tres días de fiesta, cobraron la vida de un joven de aproximadamente 25 años de edad. 

El caso sucedió la noche del domingo en un conjunto de departamentos ubicado en la calle 10 Sur y avenida 31 Poniente de la colonia Anzures en la ciudad de Puebla.

Fue alrededor de las 21:30 horas cuando vecinos de la zona pidieron la intervención de la policía así como de las asistencias médicas.

Al arribo de los cuerpos de emergencia, y tras las revisiones correspondientes, los paramédicos refirieron que la víctima carecía  de signos vitales debido a los múltiples golpes que sufrió.

Tras declarar la muerte del joven, cuyo cuerpo se encontraba en el área del estacionamiento, la zona fue acordonada por los policías municipales de Puebla que fungieron como primeros respondientes; instantes posteriores, los uniformados dieron aviso a la Fiscalía de Puebla.

Agentes ministeriales y peritos se trasladaron al lugar de los hechos, donde los vecinos de la zona manifestaron que en el sitio, al parecer, desde hace tres días se llevaba a cabo una fiesta, pese a que está prohibido por decreto del gobernador.

Incluso algunos indicaron a la policía que primero escucharon una especie de discusión y, después, cómo el joven cayó al piso.

Ante estas manifestaciones, las autoridades no descartaron la posibilidad de que el hoy occiso haya estado bajo el influjo de alguna sustancia.

No obstante, mediante necropsia de ley se confirmará o descartará lo anterior, y si se está frente a un crimen o un accidente. Ambas hipótesis ya son investigadas por la Fiscalía de Puebla a través de la respectiva carpeta generada por el área de homicidios.