La Auditoría Superior del Estado (ASE) habría incurrido en anomalías al abrir una investigación contra el Ayuntamiento de Puebla por la entrega de apoyos económicos para rellenar tanques de oxígeno y para gastos funerarios a pacientes con Covid-19, primero por no atender a una denuncia particular del tema y segundo por iniciar una observación a un programa que aún no arranca operaciones.

Damián Romero, consejero jurídico del municipio, señaló que hay dudas sobre la aplicación de la ley que hace el organismo a cargo de Francisco Romero Serrano, y descartó problemas para transparentar los recursos que, dijo, no se usan con fines electorales.

Lamentó que la notificación se diera en una publicación de Twitter y que, aunque pueden revisar acciones preventivas, faltó a uno de los requisitos más importantes: la denuncia en contra de la Comuna.

“Queremos aclarar que la Auditoría tiene las facultades para realizar estas revisiones preventivas, pero ellos también están obligados por la ley a cumplir con una serie de requisitos para poder analizar (…) debe haber denuncias fundadas y motivadas que hayan permitido que la Auditoría abra un procedimiento (…) resulta bastante preocupante que desde la Auditoría se empiece con una revisión de un programa que apenas estamos anunciando”, declaró.

El funcionario municipal señaló que será hasta la próxima semana cuando inicie el despliegue territorial de la ejecución del programa y que la denuncia “no van a detener al Ayuntamiento” para continuarlo, con las políticas que el gobierno federal ha estado implementando para apoyar a familiares con enfermos de Covid-19.

“Estamos seguros de que vamos a poder demostrar a la Auditoría la total y limpieza de los recursos y por supuesto que estamos apegados a la normatividad vigente para ejecutar este tipo de programas. Me parece que el programa y su revisión no tiene que ver absolutamente con nada de los procesos electorales, y por supuesto no tiene que ver con las aspiraciones políticas de una persona”, señaló a las intenciones de relación de Claudia Rivera.

En su intervención, la presidenta Claudia Rivera Vivanco confió en que las instituciones, como la ASE, no sean utilizadas como garrote político y que se dé un trato parejo a todos los presidentes municipales. “Esta administración cree en la rendición de cuentas y en darle la cara a cara a los ciudadanos (…) en todas las auditorías preventivas se han dado cumplimiento cabal”, reiteró.