El pasado 25 de diciembre Disney+  estrenó la película Soul de Pixar, una cinta que busca explicar o dar una visión de lo que pasa después de la vida.

En la película Joe está a punto de conseguir la gran oportunidad de su vida de tocar para un cuarteto de jazz. Pero un giro inesperado lo desvía de las calles de la ciudad de Nueva York hacia El Gran Antes donde se le encarga ayudar a 22, un alma nueva, a encontrar la chispa que le permita ir a la Tierra.

“Él está convencido de que si puede compartir su historia de vida con 22 —su pasión por el jazz— ella se sentirá inspirada y ambos podrán ir a la Tierra”, cuenta la productora Dana Murray. “Y ambos de hecho regresan a la Tierra, pero allí es donde realmente empieza su aventura. Es una divertida y conmovedora historia de amistad y autodescubrimiento, y no podemos esperar a mostrársela al mundo”.

El personaje de Joe Gardner salió de la imaginación de los guionistas Peter Docter y Mikes Jones, y que está basado en un maestro de música llamado Peter Archer, un maestro de música que radica en Queens, en Estados Unidos.

Por 34 años, Archer dio clases de música durante 34 años en la escuela M.S. 74 Nathaniel Hawthorne de Bayside. Él aceptó un puesto de medio tiempo para enseñar a las bandas de varias escuelas de la zona, pensando en que se trataba de algo temporal mientras se abría paso como trompetista en una orquesta sinfónica, pero las cosas no salieron como él esperaba.

En entrevista con el New York Daily News, el maestro dijo que no le gustaba la idea convertirse en maestro porque “la gente tiene la idea de que las personas que no pueden tocar, enseñan... es una especie de estigma negativo atribuido a los músicos que no pueden encontrar empleo”.

Pero descubrió que había inspirado el amor por la música en muchos niños, que esa era su verdadera pasión y no se había dado cuenta.

“Mi pasión como músico es simplemente tocar, al igual que Joe Gardner . Creo que encontré mi chispa, mi amor, si se quiere, mi amor por la educación, por accidente”, contó Peter al diario.