El duelo por la pérdida de un ser querido produce diferentes emociones y comportamientos naturales como tristeza, ansiedad, negación, culpa, depresión, enojo, entre otros.

Como respuesta al dolor, el cerebro empieza a regular con acciones y estrategias de control para evitar el malestar a corto plazo. Expertos aconsejan aceptar estos sentimientos, entenderlos y no eludirlos, ya que a largo plazo pueden atraer mayores contrariedades.  

Todo esto se comentó durante la Cátedra Prima organizada por la Escuela de Psicología de la Universidad Anáhuac Puebla, la cual contó con la ponencia del psicólogo Carlos Becerra Rebelo, profesor de la Anáhuac México, quien compartió a los alumnos de licenciatura y maestría una de las terapias más utilizadas actualmente en psicología, la denominada “Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT)”.  

El principal objetivo de la Terapia ACT, asegura el experto, es promover la aceptación del malestar, hacerle un espacio a las emociones y no luchar para desaparecer el síntoma. Aprender a convivir con las sensaciones y pensamientos, para enfocarse en lo valioso e importante que cada individuo tiene y así darle sentido a la vida. “Los pensamientos y emociones son parte de nuestra historia.  Cuando más nos resistimos, el dolor es mayor; mientras más rígidos estamos, menos podemos hacer cosas diferentes”, señaló el especialista.  

Con esto, la Escuela de Psicología de la Anáhuac Puebla busca acercar a la comunidad temas de gran relevancia para la formación y crecimiento integral de los estudiantes; reconociendo la importancia, beneficios y características de las diversas técnicas actuales, a través de foros con diferentes perspectivas. Lo cual, se enlazará con el Congreso Internacional de Psicoterapias Actuales, a celebrarse en agosto de 2021.