Restauranteros de la Ciudad de México informaron que reabrirán el próximo lunes aplicando las restricciones sanitarias acordadas con el gobierno de la capital del país, luego de dos mesas de negociación.  

Con “estrictas” medidas, que deberán respetar íntegramente, los empresarios agradecieron que las autoridades aceptaran la reapertura hasta las 18:00 horas, y después de esa hora sólo servicio para llevar, aunque el gobierno capitalino pretendía que la atención fuera hasta las 16:00 horas.

A cambio de ello, la autoridad exige terrazas y mesas al exterior, así como mantener la distancia de 1.5 metros entre ellas los comensales. De igual forma, los restauranteros tienen la obligación de trabajar en coordinación con las alcaldías, para que faciliten que los negocios que no cuenten con terraza, puedan atender en la banqueta.

En cada mesa habrá un máximo de cuatro personas, se aplicará el protocolo de “Mesa Segura”, habrá uso sistemático del código QR, habrá muestreo de empleados semanalmente al 5% de la plantilla, pruebas Covid-19 en negocios con más de 50 trabajadores,  “y de forma permanente cada vez que la Ciudad de México tenga que regresar a semáforo rojo, la apertura será con un aforo del 25% en interiores y 35% en terrazas y mesas al exterior.

Los acuerdos se harán oficiales este viernes.