Muchas personas intentan iniciar una relación de amistad luego de ser pareja, pero ¿esto está bien?, ¿existe alguna regla implícita?, y, de verdad ¿puedes ser amiga o amigo de tu ex pareja? Te decimos todo lo que tienes que saber sobre este tema.

De acuerdo con Mundo Psicólogos, no siempre se puede tener una amistad con una expareja, sin embargo, tampoco es imposible, solo tienes que estar atenta a estos puntos:

1.       Analiza cómo fue la relación

Es importante que analices cómo fue su relación y cómo fue el final, es decir, si durante la relación no hubo respeto mutuo o pasaron por situaciones complicadas como violencia, es muy probable que estos comportamientos se repitan, así que, en este caso, una amistad no es recomendable.

2.       Piensa si de verdad quieres su amistad

Debes detenerte a pensar si estás buscando una amistad con él/ella solo para no perderla. Esto es, si tienen poco tiempo de haber terminado, es mejor dejar un tiempo antes de comenzar a ser amigos, para tener claro que no solo estás aferrándote a esa persona y que de verdad una amistad sería una buena alternativa.

3.       La atracción

También debes tener cuidado si aún sientes atracción por esa persona, pues una amistad con alguien que te atrae sexualmente no es una buena señal de ninguna manera. Algo podría salir mal.

4.       Debes sincerarte

Si ambos ya tienen claro que comenzar una amistad es una buena idea, deberían tener en cuenta que deberán sincerarse para aclarar los malos entendidos que se suscitaron a lo largo de la relación y poder empezar desde cero con su amistad.

5.       El coqueteo

Otro detalle que es importante tomar en cuenta es que tu ex va a coquetear con otras personas y como su amiga/o, probablemente, lo verás o sabrás. Así que, si no crees poder lidiar con ello, es mejor que no intentes ser su amiga.

Finalmente, la psicóloga Encarni Muñoz Silva advierte que siempre es importante tomar en cuenta la opinión del otro, es decir, que, si la otra persona no está interesada en ser tu amiga/o, aunque tú quieras debes respetar su decisión.

Con información de: Mundo Psicólogos