Representantes de la empresa de seguridad privada Integrity Protection Services amenazaron a los familiares de José Agustín Martínez Sánchez, el guardia de seguridad privada que fue asesinado el miércoles durante un asalto a un Oxxo de San Ramón,  y únicamente ofrecieron pagar los gastos funerarios y una indemnización de 637 pesos.

Así lo dieron a conocer los familiares de José Agustín Martínez en medio del dolor que implica velar a un esposo y padre, que era el sostén de su familia y que apenas llevaba dos días como guardia de seguridad tras una vida dedicada al trabajo en las ferias, actividad comercial suspendida desde el año pasado a causa de la pandemia.

"Le hablaron a mi hijo y le dijeron que no se vale, que ya vieron las noticias y que no se vale que estemos actuando así y que por eso que nos atengamos a las consecuencias o que todo se nos puede revertir", explicaron en entrevista la esposa de José Agustín y su hija Liliana, quienes han estado dando seguimiento al tema.
 


Las mujeres explicaron que los representantes de la empresa advirtieron que la familia de José Agustín debía buscar un abogado porque ellos actuarían a través de los suyos, por lo que exhortaron al Gobierno del Estado a que les proporcione ayuda ante el posible embate de esta empresa de seguridad privada.

Indicaron que inicialmente la empresa no tenía previsto pagar nada debido a que José Agustín únicamente llevaba dos días trabajando, sin embargo finalmente accedieron a pagar los servicios funerarios en una empresa ubicada en la colonia Gabriel Pastor y a prometer el pago de 637 pesos, por concepto de las dos jornadas laborales.

Liliana, la hija de José Agustín, reprochó que la empresa únicamente le haya dado el seguro del Instituto Mexicano del Seguro Social y no así una protección contra accidentes, gastos mayores o de vida, ya que su trabajo era de alto riesgo pues además la empresa únicamente le proporcionó un tolete para cumplir su tarea.

Señalaron que José Agustín se había dedicado toda su vida al trabajo en ferias y carnavales con juegos mecánicos y otro tipo de atracciones, pero a raíz de la pandemia tuvo que suspender sus actividades y buscar recursos de otro modo .

Fue así que hace una semana un conocido le recomendó acudir a una empresa de seguridad privada para buscar trabajo ya que con 61 años de edad tampoco le era fácil conseguir un empleo en cualquier lugar, por lo que acudió a Integrity Protection Services, que lo contrató a pesar de no tener ningún tipo de experiencia.
José Agustín llevaba apenas dos días trabajando cuando el pasado miércoles 6 de enero cuatro sujetos ingresaron al Oxxo sucursal Colosio , ubicada en la 11 Sur y calle Atlixco en el fraccionamiento San Ramón Cuarta Sección, al sur de la ciudad de Puebla.

Estos sujetos que iban armados se disponían a asaltar a los cajeros de la tienda de conveniencia cuando uno de los jóvenes, sin ningún tipo de miramientos, accionó un arma de fuego en contra de José Agustín, hiriéndolo en un par de ocasiones y provocándole la muerte.

Posteriormente los cuatro delincuentes salieron del lugar, huyeron a bordo de un par de motocicletas. Dos lo consiguieron exitosamente mientras que el otro par fue detenido en la 11 Sur a la altura del centro comercial Centro Sur por elementos de la Policía Municipal de Puebla, quienes los pusieron a disposición del Ministerio Público a llevar consigo el arma homicida.

Sobre los detenidos se sabe que pertenecían a una banda liderada por un hombre de nacionalidad colombiana , que se dedica principalmente a cometer atracos en la zona sur de la ciudad  de Puebla. Uno de los detenidos, de nombre Maxwell, es de nacionalidad venezolana y presuntamente recluta a otras jóvenes centroamericanos para la organización delictiva.