Como un tianguis sin ley calificó el regidor del deporte Salvador Dávila la situación en el mercado regional de Atlixco, incluyendo todas las áreas donde hay veta de temporada porque no respetan las medidas básicas de sanidad, sana distancia, gel, sanitación, no adultos, no niños.

Por lo anterior se sumó al llamado de sus compañeros regidores para que el gobierno local tenga mano dura en este sentido.

Esto en el marco de la sesión extraordinaria número 78 del Cabildo atlixquense, en donde uno de los puntos de la orden del día, el primero fue el dictamen para fortalecer las medidas de prevención contra el Covid-19 ante la segunda ola de contagios y el incremento de casos positivos en el municipio, además acatar los decretos emitidos por el Gobierno Estatal.

Antes de aprobar por mayoría el dictamen, los integrantes del cuerpo colegiado manifestaron uno a uno su preocupación por la irresponsabilidad de los ciudadanos, por el caso omiso a las medidas y decretos por parte de los vendedores ambulantes y semifijos, pero sobre todo por la falta de mano dura por parte del gobierno local a través de la Secretaría de Desarrollo Económico y la dirección de comercio, abasto y vía pública.

Destacaron que es una competencia desleal la que se está permitiendo bajo el control de la autoridad local, pues los comerciantes establecidos han sido los más afectados con los decretos emitidos, ya que han acatado uno a uno, poniendo en riesgo su patrimonio y los empleados de sus trabajadores.

“Muchos comerciantes esperaban esta temporada para poder rescatar algo de lo que la pandemia les quitó, ellos pagan sus impuestos, que pagan empleados, que pagan su permiso de funcionamiento a diferencia de todo el ambulantaje que no lo hace”, señaló el regidor.

Adelantó que de seguir así el 2021 será el año de los cierres de negocios en Atlixco, porque muchos no van a sobreponerse de esta crisis, de igual manera el resto de sus compañeros indicaron que la cantidad de gente que generan los ambulantes al estar en la vía pública es preocupante por el riesgo del contagio, por ello es urgente que las áreas correspondientes puedan aplicar sanciones por lo menos a quienes no porten bien el cubrebocas.

Al respecto y ante la presión de los regidores, Guillermo Velázquez reiteró la limitación de personal que se tiene actualmente y aseguró que pese a ello los que están laborando se encuentran aplicando las sanciones correspondientes y se comprometió a reforzarlas.