Audi México cerró su año productivo de manera exitosa, a pesar de los retos globales que representó la llegada del Covid-19.

La planta de Audi en México comenzó el año con la producción del Audi Q5 500,000, a menos de cuatro años desde el inicio de operaciones en San José Chiapa, Puebla. Asimismo, el 14 de febrero, se anunció que Audi México avanzaba hacia la neutralidad de CO2 con paso firme al cubrir todo el requerimiento eléctrico con energía de fuentes renovables.

En un comunicado de la firma se señala que ante la pandemia de Covid-19,  Audi México reaccionó de manera efectiva, siendo la primera planta de la industria automotriz en anunciar el cierre de operaciones. El motivo de la pausa temprana en las operaciones fue debido a que la prioridad número uno para Audi es salvaguardar la salud y la seguridad de los más de 5,200 colaboradores que contribuyen al correcto funcionamiento de la fábrica.

A partir de ahí, las actividades productivas se detuvieron durante más de 80 días. Durante ese periodo, la fábrica recibió por tercer año consecutivo el distintivo de Empresa Socialmente Responsable, e hizo todo tipo de esfuerzos para apoyar a la región, y a todo el Estado de Puebla en la lucha contra la pandemia de Covid-19 en la entidad. Además, en sinergia con Autobuses de Oriente, colocó una flotilla de vehículos que garantizaban un transporte cómodo y seguro para el personal médico que luchaba directamente contra el virus en la capital del estado.

Posteriormente, justo el 24 de julio, la planta comenzó con la producción de un Audi Q5 optimizado, que mostraba nuevas tecnologías de iluminación OLED, infoentretenimiento de última generación y un aspecto fresco y más deportivo. Para llevar a cabo este proyecto, más de 600 colaboradores que están en contacto directo con el vehículo, fueron capacitados exitosamente. El Audi Q5 renovado comenzó su comercialización en México a finales de noviembre.

El 24 de septiembre llegó otro momento importante para Audi México, pues AUDI AG presentó en Ingolstadt el Audi Q5 Sportback, que se producirá a partir del 2021 en San José Chiapa. Se trata de una nueva cara para uno de los modelos más exitosos de la gama Q del Grupo Audi. El Q5 Sportback presume un aspecto coupé, debido a una elegante caída en el poste B. Este modelo representa el futuro de la producción en Audi México.

Como parte de un proceso de reestructuración en la organización de la fábrica, se hicieron una serie de movimientos en puestos clave de la organización. Andreas Lehe dejó de ser el Presidente Ejecutivo de Audi México, para ocupar la posición de Jefe de Planeación Estratégica en AUDI AG, dejando la máxima posición de la planta en San José Chiapa a Tarek Mashhour, quien fue líder de la producción de la serie de modelos eléctricos en AUDI AG. Antes de desempeñarse en esa posición, su carrera en Audi incluye puestos como el Jefe de Planeación para diversas plantas del Grupo, incluida la planta de México, y la responsabilidad en la estrategia de producción en AUDI AG, incluyendo áreas clave como la digitalización.

“Es un orgullo para mí tomar la presidencia de la fábrica más joven y una de las más modernas del Grupo Audi en todo el mundo”, señaló Tarek Mashhour, Presidente Ejecutivo de Audi México. “Seguiremos produciendo el Audi Q5 con pasión y perfección para el mercado nacional e internacional, siempre con respeto al medioambiente y una buena relación con las autoridades estatales y municipales.”

Audi México cierra el 2020 de manera exitosa en su producción del Audi Q5 en todos sus derivados para el mercado global, excepto China que produce este modelo localmente. Este es un paso muy importante, tomando en cuenta las dificultades que ha enfrentado la industria automotriz desde el inicio de la pandemia.