La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) suspendió el decreto del Congreso de Morelos con el que presuntamente se arrebataron mil 600 hectáreas al municipio poblano de Tochimilco.

El alto tribunal emitió el lunes un incidente de suspensión para que los límites territoriales entre Puebla y Morelos permanezcan como estaban.

La decisión es una medida cautelar solicitada por el ayuntamiento por medio de la controversia constitucional 143/2020.

El municipio poblano se inconformó luego de que lo hizo el ayuntamiento morelense de Tetela del Volcán, involucrado en el conflicto junto con Hueyapan.

La Corte concedió la suspensión primero a Tetela, pero también aplicaba para Hueyapan y Tochimilco aunque este no había tramitado su juicio.

Tras recibir la nueva controversia la SCJN aclaró: “en el caso, la materia de la controversia constitucional de la que deriva este incidente, también se encuentra salvaguardada con la medida cautelar que fue dictada en el incidente de suspensión de la controversia constitucional 105/2020, en tanto que se pronunció respecto del mismo decreto impugnado, en el sentido de que los límites territoriales de los municipios de Hueyapan y Tetela del Volcán, así como la actuación de dichas entidades municipales continúen como estaban previamente a su emisión”.

“Consecuentemente, respecto a la medida cautelar solicitada por el Municipio de Tochimilco, Puebla, dígasele que deberá estarse a las determinaciones transcritas, relativas a los acuerdos de veintisiete de julio y cuatro de diciembre del año en curso, dictados en el incidente de suspensión de la controversia constitucional 105/2020”, enfatiza el acuerdo.

Mil 600 hectáreas en disputa

El 3 de julio el Congreso de Morelos elevó a municipio la población de Hueyapan y delimitó su territorio con Tetela del Volcán, pero el ayuntamiento de Tochimilco afirma que en este proceso se arrebataron mil 600 hectáreas a una de sus juntas auxiliares, San Antonio Alpanocan.

Pobladores afirman que en el territorio en disputa se encuentran un manantial y pozos de riego agrícola, que surtían a Alpanocan y ahora son territorio de Tetela del Volcán.

Los colonos han acusado del conflicto a los Congresos de Puebla y Morelos, pues los diputados poblanos ignoraron las peticiones de intervenir en la delimitación territorial antes de que se llevará a cabo, mientras que los legisladores morelenses fijaron los límites sin consultar a la población.