La discapacidad siempre será un tema de análisis y de enfocar los recursos con que cuentan los tres sectores de gobierno y de la sociedad civil para atenderlo, señaló Alejandro Reyes Díaz, catedrático de la Facultad de Medicina de la UPAEP.

El también integrante del Consejo Ciudadano para la Discapacidad en Puebla, expresó que de acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), del 2012, cerca del 15% de la población mundial tiene algún tipo de discapacidad que puede ser leve, moderada o severa y que puede ser de diferentes tipos, como la discapacidad visual, auditiva, discapacidad motora, e incluso el retraso en el desarrollo psicomotor en los infantes, que condiciona también en un problema de discapacidad, entre otras.

Abundó que en Puebla capital se considera que hay alrededor de 200 mil personas que presentan algún tipo de discapacidad, de acuerdo a los últimos censos.

 Agregó, “incluso la gente que utiliza lentes puede entrar en este rubro; encontramos a las personas que tienen deficiencias auditivas, motora y ceguera, por mencionar algunas”.

Advirtió que la discapacidad motora es la más evidente, cuando existe una deficiencia que puede darse en el desarrollo embrionario, al presentarse en el nacimiento de una criatura, se registra algún trastorno durante la atención del parto y que puede provocar daño neurológico que puede condicionar una discapacidad más adelante.

Reyes Díaz lamentó que muchas personas que presentan algún tipo de discapacidad, muchas veces no son tomadas en cuenta, sufren discriminación para recibir una oportunidad en el ámbito laboral y social, para formar parte de una comunidad o dentro de una escuela en donde pueda recibir educación en una escuela regular, lo cual implica llevar a la práctica todo un proceso de inclusión primero y la aceptación del grupo en el que van a estar estas personas, porque al final de cuentas pueden terminar siendo rechazados y desertando de las escuelas por no ser aceptados.

Enfatizó que en los aspectos laborales, muchas personas que tienen alguna discapacidad son rechazadas también y no son tomadas en cuenta, aun cuando muchas empresas reciben algún tipo de estímulo fiscal por parte de las autoridades para poder incorporarlas a un trabajo en específico según sus posibilidades.

Subrayó, “muchas veces las personas con discapacidad en cuestión de eficiencia y cumplimiento, son mucho mejores que otras personas que aparentemente no sufren de ninguna discapacidad”.

Alejandro Reyes acotó que ahora en su papel de consejero del Consejo Ciudadano para la Discapacidad en Puebla, está cumpliendo con una labor importante que es luchar por los derechos de estas personas que tienen problemas de discapacidad en el municipio de Puebla y que requieren de ser escuchados y atendidos para llevar una vida más confortante.

Por último, exhortó a todas las personas a sensibilizarse y cuando vean a una persona con alguna discapacidad, que les brinde una atención más empática y humana y sobre todo, ayudarlas a tener una vida menor en la medida de sus posibilidades.