El boxeador filipino Manny Pacquiao ha dejado los guantes de lado para desempeñarse como senador del partido gobernante PDP-Lanban, desde donde ha impulsado su carrera por la presidencia de su país al ir como favorito. 

Respaldado por el actual mandatario Rodrigo Duterte, el púgil de 41 años fue electo como presidente de su partido político y apunta como candidato para las próximas elecciones presidenciales en el 2022. 

"Justo pero firme, este es el tipo de liderazgo que se puede esperar de mí", declaró Pacquiao luego de jurar tras posicionarse en su nuevo cargo, aspirando a ser mandatario de su país.

"Tener esta rara oportunidad de liderar el PDP-Laban es un inmenso honor y responsabilidad. Por la gracia de Dios, no desperdiciaré esta plataforma que me han confiado", agregó.

Desde mediados del pasado 2019 ya se había especulado mucho sobre la posibilidad de que Pacquiao pudiera ser candidato para la presidencia de Filipinas en 2022, pero la versión ha cobrado cada vez más fuerza luego de que ganara amplio terreno desde su rincón político.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

cquiao)

Manny no ha desmentido su candidatura, aunque tampoco lo ha confirmado; cuando se le cuestiona sobre el tema, simplemente prefiere evitarlo. 

"No hablemos de política. Deberíamos centrarnos en ayudar a nuestros compatriotas hambrientos, los pobres y que no tienen refugio. Las elecciones aún están lejos, no hablemos de eso", respondió el histórico boxeador. que se desempeña como senador desde 2016.