Los contagios por Covid-19 crecieron entre octubre-noviembre en el estado de Puebla hasta llegar a mil víctimas infectadas por semana en promedio.

El pasado jueves, el gobierno de Puebla confirmó que la estrategia comercial del Buen Fin dejó como saldo aumento de contagios y que analizaba la reconversión de un nuevo hospital para atender a enfermos graves.

En la segunda semana de octubre y la tercera de noviembre se ubica el ascenso de contagiados por SARS-CoV-2, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud del gobierno de la República.

El 26 de noviembre, el gobernador Miguel Barbosa Huerta reconoció en conferencia de prensa que Puebla se encontraba en una curva ascendente no exponencial, derivado de la reactivación económica, los fines de semana largos y las condiciones climatológicas.

Crece en octubre

El primer lunes de octubre en Puebla los contagios sumaron 742 casos activos y 191 defunciones.

Para la siguiente semana, el día 12, se confirmaron 1 mil 291 personas contagiados y 134 que perdieron la vida.

La semana que arrancó el 19 de octubre hubo una ligera disminución de 31 personas positivas y 89 fallecidos. Mientras la semana de cierre fue de 907 infectados con 110 muertos.

Se contagian 1,196 en una semana de noviembre

Para la semana de arranque del 2 de noviembre se habían reportado 129 fallecidas y 934 nuevos contagiados.

Hasta el corte del 9 de noviembre las cifras seguían alarmantes, pues 635 personas dieron positivo a SARS-CoV-2 y 93 más fallecieron.

La tercera semana de este mes fue la más crítica, debido a que el 16 de noviembre sumó a 1 mil 196 infectados y 69 pacientes más murieron.

Hasta el 23 de noviembre, en una semana sumaron 931 nuevos casos y 116 perdieron la batalla al coronavirus.

En esta semana, el mandatario estatal pidió a la gente no bajar la guardia y no relajarse; “no estamos en la normalidad, seguimos en una pandemia”, dijo.

Gatell: Aprueba y desaprueba a Puebla

Durante noviembre el subsecretario de Salud del gobierno federal, Hugo López-Gatell pasó de un discurso de aprobación y desaprobación sobre el manejo de la pandemia en Puebla.

El 17 de noviembre envió una felicitación al gobierno de Puebla ante el manejo de la pandemia y aseguraba que había un descenso progresivo.

Puebla, muy bien, Puebla desde la semana 25 tiene este descenso progresivo, entró en una meseta, aquí en esta última fase tiene ya tres ciclos de semáforo amarillo y la mortalidad desciende de manera continua y la hospitalización también se estancó, estamos hablando de 200 camas ocupadas de manera estable”, comentó.

En la transmisión de la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador refirió que Puebla tenía una actividad muy positiva de planeación del proceso de desconfinamiento.

“Ha logrado, posiblemente, uno de los mejores balances a nivel nacional entre reactivar la economía y conservar que no se dispare la epidemia”, comentó.

Una semana después, el 24 de noviembre alertó que Puebla estaba en riesgo la atención hospitalaria y mantuvo el discurso que la situación era mejor.

“El estado de Puebla con una reducción también muy sostenida desde la semana 25 del año, lleva ya cuatro semáforos amarillos, reducción de las defunciones y la hospitalización empezó a subir, pero, en general se había mantenido en descenso. El estado de Puebla comenzó a subir en la ocupación hospitalaria para pacientes por Covid-19”, concluyó.

Foto Agencia Enfoque