Integrantes del sindicato del Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Puebla (ICATEP) en Teziutlán, señalaron como injustificado el despido de trabajadores que por 20 años laboraron ahí, acusaron que les quitaron sus derechos laborales, desplazándolos tanto de la unidad como de los talleres.

Daniel Luciano Oliver, Secretario general del Sindicato del ICATEP hizo público que ante la junta de conciliación arbitraje ya se interpuso la denuncia correspondiente y dejó claro que en conjunto con los ex empleados luchará por hacer valer sus derechos laborales.

Esto derivado de la reciente llegada del nuevo director del ICATEP, Noé Torralba Flores, quien fue acusado de iniciar una serie de ataques contra este gremio, así mismo denunciaron el supuesto desvío de recursos que serían utilizados para el pago de la plantilla laboral, a través de la implementación de 60 cursos fantasma, que no han sido ejecutados

Por su parte Melanie Bañuelos Parra, quien imparte la materia de inglés, dio a conocer que se les adeudan pagos por los cursos impartidos desde el año pasado, y que al día de hoy no les han liquidado, pese a que por decreto presidencial se prohibía dejar sin salario a los formadores de este tipo de instituciones. 

Por lo que ha demandado el pago puntual de estos, la docente también dio a conocer que aún no les ha dado a conocer cuando reanudaran actividades ya que tampoco hay indicación al respecto por el Covid 19.

 “La pandemia ha sido un buen pretexto para ellos, para sacarnos de nuestros centros de trabajo, entonces para nosotros ya es muy difícil el sostenernos, porque ya no tenemos ingresos”, aseguró. 

Cabe hacer mención que, en Teziutlán, son más de 5 trabajadores, los que mantienen adeudos de sueldo por la docencia, quienes exigen al gobernador del estado se tomen cartas en el asunto.

Otro de los capacitadores, Jehú Hernández Bello, señaló que lejos de darles una respuesta, las nuevas autoridades del ICATEP los hacen pasar como revoltosos para no pagarles los adeudos:

 “Para ellos somos revoltosos, somos incómodos, ciudadanos de segunda [...] nos han hecho a un lado, a tantos años de laborar”.

Agregaron que por ser personal de contrato también, han sido desplazados, echando a perder el trabajo logrado por años dentro de esta institución

Los inconformes dijeron que continuaran con esta lucha y no se dejarán pisotear los derechos que les corresponden, pese a que no les han dejado ingresar al ICATEP por este conflicto:

 “nosotros no podemos pisar ICATEP, no podemos estar ahí, que somos incómodos para esta administración, pero no lo vamos a permitir”.