El dirigente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, José Juan Ayala Vázquez, lamentó que el Ayuntamiento pretenda otorgar permisos para la instalación del comercio informal en la temporada decembrina, al señalar que con ese aval prevén una merma en sus ganancias de hasta el 30 por ciento. 

En entrevista con e-consulta, Ayala Vázquez reprochó que a dos años de la actual administración municipal aún no existen políticas públicas para erradicar al comercio informal que ha lastimado las ventas de las 10 mil unidades de negocios formales ubicados en el primer cuadro de la cuidad y que están en crisis por la pandemia.

“Estamos en un año totalmente atípico y es muy difícil para todos que se permita que el comercio informal se quede en el primer cuadro, habla de la poca capacidad del Ayuntamiento y de los proyectos para lograr algo mucho más importante para Puebla y para el Centro Histórico (...) estamos convencidos que no van a hacer las cosas bien y que nos va a quedar a deber, como siempre”, reprochó. 

Refirió que los comerciantes establecidos no están en contra de los informales, ya que todos merecen tener un ingreso digno, lo que rechazó es que la autoridad hable de ser un gobierno de “puertas abiertas” y que ve por la gente más necesitada, pero no haya podido hacer algo de fondo importante, interesante e inteligente que les permita estar en la formalidad y tener ingresos dignos. 

“Este gobierno no se ha caracterizado por generar algo serio, siempre ha dicho que primero los pobres, para ellos el comercio informal lo es y en esa forma nos dicen que tiene la necesidad de salir a vender, nosotros como comercio establecido no trabajamos por hobby también tenemos la necesidad de pagar impuestos y generar empleos”, aseguró. 

Finalmente indicó que viene una temporada importante para el comercio establecido en el que sus ventas podrían incrementar pero debido a la presencia del ambulantaje el impacto puede ser muy fuerte y bajaría hasta 30 por ciento sus ganancias, llevando a muchos a la quiebra de sus negocios, debido a que no han podido alcanzar un punto de equilibrio. 

Comentó que debido a las afectaciones económicas provocadas por el Covid-19, en el primer cuadro de ciudad han cerrado cerca 1 mil 200 negocios de diferentes giros comerciales, que dejaron sin sustento a más familias poblanas.

Cabe señalar que integrantes de la Comisión de Gobernación del Cabildo de Puebla aprobaron otorgar permisos al comercio informal para que se puedan instalar en la explanada del Mercado de Sabores, parque de Dolores, parque Luis Donaldo Colosio y avenida 3 Oriente del bulevar 5 de Mayo a calle 16 Sur, parque del Carmen y Paseo Bravo, del 28 de noviembre hasta el 6 de enero para venta de roscas.