Drew McIntyre consiguió el pasado lunes hacerse con el Campeonato Mundial de la WWE tras vencer a Randy Orton, quien ostentó este cinturón apenas durante 3 semanas.

En una lucha sin descalificación, el gladiador escocés hizo valer su autoridad ante “The Viper”, quien intentó huir del combate en los primeros segundos hasta que la autoridad dictaminó que no habría conteos de 10 afuera del ring ni descalificaciones.

El acto característico denominado Claymore Kick (que consta en una fuerte patada sobre el rostro) fue lo que le devolvió el oro a McIntyre, quien lo perdió el pasado 25 de octubre en Hell in a Cell. El golpe y una mesa que Orton rompió con su espalda sellaron el destino para que el escocés sea monarca de WWE por segunda ocasión en su carrera, mientras que el reinado 14 de Randy Orton quedará como uno de sus menos favorecedores.

 

Cambios por el nuevo campeón

La victoria del pasado lunes alteró el escaparate de Monday Night RAW y el gran evento Survivor Series, cuyo evento principal estaba anunciando como Randy Orton vs. Roman Reigns, aunque es costumbre que los planes cambien de un momento a otro en WWE.

Ahora será Drew McIntyre, como Campeón WWE, quien se enfrente al Campeón Universal que representa a la marca SmackDown este domingo en la Serie de los Sobrevivientes, evento que estará enmarcado por significar el 30 aniversario del debut de The Undertaker, la leyenda de quien se espera su último adiós precisamente ese día.

Foto: Twitter / @DMcIntyreWWE