Durante la cuarta y última jornada del Masters de Augusta, el tenista Tiger Woods firmó el peor resultado de su carrera en un hoyo dentro de un torneo del PGA Tour, tras completar 10 golpes (+7) en el par 3 de 12, sufriendo 3 caídas al agua.

Tiger, exnúmero 1 del mundo, estaba a la defensa del título que consiguió en el Masters del 2019, pero se fue al estanque en su primer golpe. Tras dorpar la bola, ésta volvió a caer al agua luego de un golpe realizado con el wedge. En su siguiente intento, dropó y envió la bola a un bunker, desde el que cayó nuevamente al agua.

Con la repetición de su salida desde el bunker, Tiger logró regresar al Green, pero una vez ahí necesitó dos putts para evocar y terminar en el hoyo con 10 golpes (+7). Evidentemente, las reacciones del estadounidense quedaron entre el enojo y la frustración, mismas que quedaron retratadas en las cámaras de televisión del torneo.

Hasta el día de hoy, el peor resultado de Tiger en un hoyo de un torneo había sido de 9 golpes, mismo que firmó en el hoyo 3 (par4) del Muirfield Village Golf Club de Dublin, en la tercera ronda del Memorial Tournament de 1997.