El estado de Puebla es símbolo de cultura e historia características que lo han llevado a ser el principal atractivo turístico, sin playa, de la república mexicana. En Puebla podemos encontrar turismo gastronómico, religiosos, cultural, ecoturismo, etc. El estado está compuesto por 217 municipios, 9 pueblos mágicos y tres sitios declarados patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Por ello a continuación te diremos cuales son los 7 principales destinos turísticos de Puebla, que debes anotar en tu lista de 

  1. San Pedro Cholula 

Pueblo Mágico conocido por su Gran Pirámide prehispánica, llamada Tlachihualtépetl, con un basamento de unos 16 mil metros cuadrados, que es el más grande del mundo en este tipo de edificaciones. Pero no todo termina con la gran pirámide, también son dignos de mención otros atractivos culturales como: el Altar Ceremonial, el Patio de los Altares y el Mural de los Bebedores, una llamativa obra de arte indígena en la que aparecen 110 hombres emborrachándose con una bebida prehispánica que probablemente era pulque.

El paisaje arquitectónico de San Pedro Cholula es presidido por el Santuario de la Virgen de los Remedios, situado en una elevación cercana al yacimiento arqueológico.

2.            Zacatlán de las manzanas

Como su nombre lo indica está marcado por las manzanas desde los comienzos de la época colonial, cuando los evangelizadores franciscanos trajeron y empezaron a cosechar el fruto en sus tierras de clima privilegiado. de esta manera Zacatlán se convirtió en el principal centro nacional de producción de la manzana rayada y en la Gran Feria dedicada al fruto durante una semana de agosto, en el marco de las fiestas de la Asunción, podrás conocer el pasado y el presente manzanero de la localidad.

Zacatlán está también marcado por los relojes, desde que la familia Olvera empezara a fabricarlos a comienzos del siglo XX. El principal símbolo del pueblo es su enorme reloj floral y musical, de 5 metros de diámetro, y es de mencionar también que en el Pueblo Mágico se encuentra el primer reloj hecho en el mundo para indicar las fases lunares en tiempo real.

3.            Los museos de la ciudad de Puebla 

Puebla está llena de museos que cubren su historia precolombina, virreinal, imperial y republicana. El Museo de Arte Virreinal, que funciona en una casona colonial reconstruida, hace un recorrido por el arte regional y nacional entre los siglos XVI y XIX.

En el Museo Regional Casa de Alfeñique podrás admirar una casa virreinal poblana, con su equipamiento y mobiliario, mientras que el Museo Amparo exhibe una colección de arte, con piezas que abarcan desde la época prehispánica hasta el siglo XX.

El estilo de vida durante la época revolucionaria es testimoniado en el Museo de la Revolución Mexicana, el cual tiene su sede en una casona del centro histórico en la que vivió Aquiles Serdán, connotado revolucionario.

Otras instituciones museísticas de interés en Puebla son el Museo de la Evolución, el Museo del Ferrocarril de México y el Museo José Luis Bello y González.

4.            Cuetzalan

Cuetzalan se encuentra a 182 kilómetros de la capital poblana, de manera precisa en la parte alta de la Sierra Norte del estado. Con un clima tropical húmedo, posee una vegetación típica de bosque de niebla constituyendo un paisaje llamativo. 

El nombre de la población está formado por las raíces náhuatl «quetzalli» que significa cosa brillante y «lan» que puede entenderse como junto o cercano, en síntesis Cuetzalan significa: «Junto a las aves preciosas llamadas quetzal». Una de las características principales de la ciudad es que sus calles tienen grandes y marcadas pendientes. Su valor turístico y cultural radica en el desarrollo de la vida indígena con gran número de habitantes que conservan sus costumbres y tradiciones, como el desarrollo de la radio indigenista para la zona, o el valor antropológico del extenso mercado que se levanta los domingos. Son escasos los servicios turísticos y los establecimientos de  consumo como restaurantes, establecimientos de artesanías, cafés, bares o antros

5.            Atlixco

Esta es la gran localidad poblana para las fiestas de raíz prehispánica, particularmente el Huey Atlixcáyotl o Fiesta Grande de Atlixco, y el Atlixcayotontli o Fiesta Chica.

La fiesta pequeña se realiza unas dos semanas antes de la mayor, que se desarrolla durante una semana de septiembre. La Fiesta Chica constituye un abrebocas de la grande y cuenta con la participación de 3 regiones etnográficas poblanas: El Valle, La Tierra Caliente y Los Volcanes. Atlixco es también un pueblo de bonito patrimonio arquitectónico, destacando edificaciones y conjuntos como el Hospital Municipal de San Juan de Dios, el  Ex Convento e Iglesia de San Agustín, el Ex Convento e Iglesia de La Merced, la Iglesia de la Soledad y el Palacio Municipal.

6.            Xicotepec

Xicotepec de Juárez recibe a los visitantes, abrigado entre nieblas y refrescado por la llovizna, proporcionando un inigualable ambiente para los partidarios de este tipo de clima.

El centro neurálgico del Pueblo Mágico poblano es el Jardín Central, punto de reunión de lugareños y turistas, salpicado de árboles y flores, con un bello kiosco en el que las bandas musicales locales animan las tardes y noches.

La principal edificación religiosa del pueblo cafetero es la parroquia de San Juan Bautista, templo con cierto parecido a la catedral de Nuestra Señora de París.

7.            Chignahuapan

Esta localidad poblana resalta por el colorido que le dan las esferas de árboles de navidad, que es el principal producto que ofrecen a los visitantes. En Chignahuapan hay varias decenas de fábricas que se dedican a hacer las bolitas navideñas y las calles del Pueblo Mágico comienzan a llenarse con las coloridas esferas tan pronto los mexicanos empiezan a respirar ambientes navideños  no bien despunta el mes de octubre.

En el zócalo del pueblo hay un hermoso kiosco de arquitectura mudéjar y en el centro histórico destacan la Basílica de la Inmaculada Concepción y los templos del Señor de la Salud y de Santiago Apóstol.