Mientras el estado de Georgia anunció este miércoles que hará un recuento a mano de todos los votos emitidos en las elecciones presidenciales de EU, el equipo de Donald Trump acudió a una corte federal para intentar impedir que Michigan certifique los resultados  que dieron la victoria a Joe Biden en ese estado.

Milimétrica diferencia en Georgia

Georgia anunció que habrá recuento debido a la estrecha ventaja que saca Biden a Trump.

En una rueda de prensa, el secretario de Estado de ese estado sureño, Brad Raffensperger, reveló esa decisión y dijo que espera que el proceso haya terminado para el próximo 20 de noviembre, la fecha límite para certificar los resultados de las elecciones en el territorio.

"Con un margen tan estrecho, se requerirá un recuento completo, a mano, en cada condado. Eso ayudará a construir confianza" en el resultado, afirmó Raffensperger.

Con el 99 % escrutado, Biden lidera actualmente el conteo en Georgia por 14 mil 112 votos, apenas el 0.3 % más que Trump.

Las autoridades de Georgia ya pronosticaron la semana pasada que el resultado de los comicios en el estado era tan ajustado que se acabaría recontando

 Van por freno a resultados en Michigan

El equipo de Donald Trump, avanzó con su estrategia para intentar frustrar la victoria de Joe Biden en la elección del 3 de noviembre y acudió a una corte federal para intentar impedir que Michigan certifique los resultados.

Trump tuvo unos 148 mil votos menos, o 2.6 puntos porcentuales, según los totales extraoficiales del voto en Michigan. Michigan es un disputado estado del Medio Oeste que Trump ganó en 2016 pero perdió ante Biden, según proyecciones de los medios locales.

Trump se ha negado a conceder su derrota ante del demócrata Biden y, en su lugar, ha presentado demandas en estados clave para intentar respaldar sus acusaciones sin fundamento sobre un extenso fraude electoral.

La demanda de Michigan incluyó también acusaciones de irregularidades en el sufragio.

Jake Rollow, portavoz del Departamento de Estado de Michigan, dijo en un comunicado que la campaña de Trump está promoviendo acusaciones falsas para erosionar la confianza pública en los comicios del estado."Esto no cambia la verdad: las elecciones de Michigan fueron celebradas de forma justa, segura y transparente, y los resultados fueron un reflejo preciso de la voluntad popular", afirmó Rollow.

(Con información de El Universal y Milenio)