Personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de corporaciones municipales y estatales, controló la fuga de gas LP que provocó el desalojo de algunas familias en el Barrio de San Miguel en el municipio de Amozoc.

Fue la tarde de este domingo que personal de Protección Civil Estatal, Bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal y Pemex logró controlar la fuga de gas dejando sellada la toma clandestina que la provocó.

Fue la tarde del viernes, alrededor de las 16:00 horas, cuando vecinos del Barrio de San Miguel reportaron la fuga de gas LP en los campos de fútbol ubicados atrás del Seminario Guanelliano, en el Barrio de San Miguel.

La nube de gas provocó que los vecinos de la zona salieran rápidamente de sus hogares para salvaguardarse, mientras que el personal de la paraestatal acudió para iniciar los trabajos de desfogue del ducto y así poder iniciar su reparación.

Fue así que tras casi 48 horas de labores finalmente las autoridades estatales y federales lograron controlar el siniestro y dejar la zona sin riesgo para la población.