En el Congreso de Puebla se aprobó una reforma que busca que las empresas paguen lo mismo a mujeres y hombres por el mismo empleo.

Con esto se pretende acabar con la discriminación laboral y la brecha salarial que existen en el estado.

La Comisión de Igualdad de Género avaló este viernes incluir la disposición en la Ley para la Igualdad entre Mujeres y Hombres.

Por unanimidad se agregó una fracción XV al artículo 10, para que ahora el gobierno esté obligado a tomar “acciones en favor de la eliminación de la brecha salarial entre mujeres y hombres para cumplir con la norma constitucional de a trabajo igual, salario igual, así como todas aquellas condiciones laborales que acentúen desigualdades”.

Al exponer la iniciativa, la diputada panista Nancy Jiménez Morales advirtió que en México las mujeres ganan en promedio 34.2 por ciento menos que los hombres, de acuerdo con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

En otro punto de la sesión se aprobó una reforma a la Ley Para el Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, sobre la operación de Centros Especializados de Educación para Agresores.

Por orden judicial a estos lugares deberán acudir aquellas personas sentenciadas por cometer algún tipo de violencia contra las mujeres.

Ahí se impartirán talleres y cursos de sensibilización para reeducar a los agresores, aunque también serán admitidas aquellas personas que acudan de forma voluntaria.

Los municipios estarán obligados a promover las actividades de estos centros, así como difundir información sobre su ubicación y cursos que se impartirán.

La operación de dichos centros estará a cargo de la Secretaría de Igualdad Sustantiva del estado.

Los dos dictámenes aprobados se turnaron al pleno para que sean ratificados y las reformas puedan promulgarse.