Las tradicionales ofrendas monumentales del municipio de Huaquechula serán cerradas a los visitantes locales, nacionales e internacionales con el objetivo de evitar la acumulación de personas que año con año se daban cita para recorrer las instalaciones de más de 5 metros de altura.

El presidente municipal, Ciro Gavilán Domínguez, pidió la comprensión de los turistas y dijo que se estableció un acuerdo con los habitantes y aunque en el interior de sus viviendas la comunidad podrá continuar con esta tradición milenaria, las casas deberán permanecer cerradas a personas ajenas.

Bajo el lema de “Si no te recibo es porque te quiero y me quiero”, la autoridad municipal manifestó que las previsiones en materia sanitaria impiden que se lleve a cabo la tradicional visita a estos altares que desde 1997 son considerados como Patrimonio Cultural del Estado de Puebla.

Gavilán Domínguez indicó que se espera que en el 2021 las condiciones sanitarias permitan que la actividad turística se pueda retomar bajo las formas que se acostumbraban, puesto que era una de las temporadas de mayores ingresos para la comunidad.