De las 45 ofrendas nuevas que se colocarán este 2020, en la temporada de Día de muertos, 10 de ellas no tendrán acceso al público en general, con la intención de mitigar y prevenir el contagio de Covid-19, informó Felipe Morales, director de turismo municipal.

 

Para quienes abrirán sus puertas, se les ha dado capacitación a los dueños de las casas, respecto a las medidas de prevención como son: lavado de manos, uso de cubrebocas, gel antibacterial y sobre todo que los grupos que ingresen a sus domicilios no rebasen de seis gentes.

 

“No estamos haciendo campaña para que vengan, al contrario, esto en coordinación con la secretaría de cultura, le hemos denominado ‘reagenda tu visita a Tochimilco’ con el objetivo de reducir la cantidad de visitantes, más en este año que el primero y dos de noviembre caen en fin de semana”, apuntó el funcionario.

 

Aclaró que tampoco prohibirán el acceso ni al municipio ni a los domicilios donde se monte algún altar de muertos, pero sí esperan que de 20 mil visitas que se tuvieron en 2019, se reduzca al 50 por ciento.

 

Cabe recordar que en Tochimilco, al igual que en Huaquechula y Atzitzihuacan, el tema de las fiestas de Todos Santos destaca por los altares que elaboran los familiares de los fallecidos durante el año, las llamadas ofrendas nuevas.

 

En el caso de Tochimilco, se trata de altares de tres niveles piramidales y el cuarto imitando a alguna de las iglesias de la localidad, todos ellos en colores blanco y dorado, imitando el estilo barroco y con filigrana, a lo que se suman características propias del municipio.