Elementos de la Policía Municipal de Puebla se manifestaron la mañana de este domingo frente a la Fiscalía General del Estado y la Casa de Justicia de Puebla para exigir la liberación de dos de sus compañeros que están siendo acusados del homicidio culposo de un hombre mayor que sufrió un infarto al intentar impedir la detención de su nieto, acusado de robo.

Un grupo de aproximadamente 100 policías de los diferentes grupos que conforman la corporación se reunieron inicialmente frente a la Fiscalía en la 31 Oriente y Bulevar 5 de Mayo, para demandar la liberación de sus compañeros Pablo y Uriel, quienes se encargaron de detener al presunto ladrón de la colonia universidades la noche del jueves.

Ricardo Salazar Trejo, que también es policía y papá de Pablo, señaló que desde la detención de su hijo no se le permitió acceder a la carpeta de investigación para poder proporcionarle una correcta defensa legal, por lo que tampoco pudo ingresar evidencia suficiente que fuera puesta a disposición del juez durante la audiencia.

 


Ante esta situación el papá de Pablo exigió a las autoridades ministeriales que se conduzcan con legalidad y que si van a juzgar a su hijo y a su compañero lo hagan conforme a derecho, respetando cada una de las normas vigentes y valorando todas las pruebas sin distorsionar la verdad.

Posteriormente, tras ser notificados de que ambos policías iban a ser acusados de homicidio culposo en el caso del adulto mayor y lesiones dolosas en contra del nieto acusado de robo, los uniformados decidieron trasladarse hasta la Casa de Justicia de Puebla ubicada en la 11 Sur.

En caravana, escoltados por compañeros de los detenidos del Grupo Roca y a bordo de vehículos tanto oficiales como particulares, los policías se trasladaron hasta este lugar donde continuaron con las protestas a través de pancartas exigieron la liberación de Pablo y Uriel.


Los policías también reprocharon que se tenga más consideración con los delincuentes que con los policías pues buscan acusarlos de delitos solamente por dar cumplimiento a su deber como elementos de seguridad pública.

Ayer por la noche circuló en redes sociales un video donde se puede ver que a pesar de que sí hubo un forcejeo entre los policías, el presunto ladrón y el abuelo de este último, finalmente el adulto mayor, de nombre Sergio, de 78 años de edad, habría sufrido un paro cardíaco que terminó por ser la causa de muerte y no alguna agresión física.

Comunicado de la SSC

 Sobre el asunto, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) del Municipio emitió la mañana de este domingo el siguiente comunicado:

 

COMUNICADO DE PRENSA

 

Respecto a la retención y detención de dos Policías Municipales de Puebla por su probable responsabilidad en el deceso de un masculino, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) del Municipio informa:

La corporación expresa sus condolencias a los familiares de la persona fallecida por causas naturales.

Vale la pena recordar que, durante este evento, conforme al Protocolo Nacional de Actuación Primer Respondiente, Policías Municipales detuvieron y presentaron ante el Agente del Ministerio Público del Fuero Común a un hombre, quien fuera señalado por una mujer embarazada, como responsable de robo a transeúnte. Asimismo, como se precisó en su momento, se descarta que los efectivos atropellaran o agredieran físicamente al ahora occiso.

La Presidenta Municipal, Claudia Rivera Vivanco, la titular de la SSC, María de Lourdes Rosales Martínez, Mandos Altos y Medios así como, personal operativo y administrativo de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, se solidarizan y refrendan su total apoyo a los compañeros Pablo y Uriel, mismos que son investigados por los hechos ocurridos el pasado 15 de octubre, en la colonia Universidades.

En este sentido, la corporación hace un enérgico llamado a la Fiscalía General del Estado (FGE) y al Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), para que hagan valer su autonomía y no permitan presiones externas. Se pide respetuosamente a estas instituciones a que se conduzcan en estricto apego a Derecho, a fin de esclarecer inmediatamente este acontecimiento. Lo anterior, permitirá que se juzgue equitativamente a las personas que infringen la ley y se libere a quienes únicamente cumplían con su trabajo.

Finalmente y como ha señalado en reiteradas ocasiones la Alcaldesa, Claudia Rivera Vivanco, en la administración pública municipal puede haber cabida a errores técnicos, sin embargo, jamás se permitirá la comisión de fallos éticos.