Con la eliminación del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), que aprobó la semana pasada la Cámara de Diputados y que está pendiente de ser discutido por el Senado de la República, los estados más perjudicados y más afectados, son los que gobierna Morena, es decir, Veracruz, Chiapas, Puebla y Baja California, porque son entidades cuyo convenio es el de más alto porcentaje de participación.  

Así lo informó el coordinador de los diputados federales de Movimiento Ciudadano (MC), Tonatiuh Bravo Padilla.

El legislador ciudadano, consideró que está situación puede iniciar un conflicto entre la federación y los estados de la República que reciben recursos de este Fondo.

"Van a iniciar un conflicto con las entidades federativas y van a adicionar un nuevo ingrediente de tensión en el tema del federalismo fiscal y del pacto fiscal", señaló.