Con sus sellos en mano, personal de Protección Civil Municipal de San José Chiapa tuvo que retirarse de la empresa Audi de Mexico sin poder concretar la clausura que pretendía ejecutar la noche de este viernes, pues la armadora argumentó que era ilegal al no estar en el sitio su representante legal

Aunque el personal de la administración municipal adelantó que la clausura preventiva se llevaría a cabo tras una revisión realizada horas antes por el mismo departamento de Protección Civil Municipal, finalmente una representante de la empresa señaló que el Ayuntamiento no cumplió con todo los requerimientos previos. 

“Lamentablemente no pudo ser atendida por el horario y al no encontrarse el representante legal de la empresa, hemos llegado a un acuerdo de platicar con las autoridades en las oficinas del gobierno estatal el lunes 12 de octubre”, dijo Christine Kuhlmeyer de la empresa alemana, quien fijó una postura alrededor de las 23:30 horas. 

 

 

Al tiempo en el que la representante de la empresa terminaba de dar su mensaje, los cinco funcionarios del Ayuntamientos que se encontraban en el lugar se retiraron con los sellos de clausura en mano a bordo de los vehículos oficiales. 

Además las patrullas de la policía municipal y estatal que acudieron a brindar seguridad también salieron sin que hubiera ningún sobresalto. 

Hay que recordar que la intención de clausura por parte de las autoridades de San José Chiapa fue para presionar a la empresa armadora de autos premium a saldar una adeudo de 90 millones de pesos que tiene, supuestamente, por falta de pago predial, de agua y uso de suelo desde el 2016.