Mientras que la alcaldesa de Puebla Claudia Rivera Vivanco confió en que el estado le facilitará los permisos necesarios para las obras de rehabilitación en el Centro Histórico, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta sentenció que podrían pararse si inician sin autorización.

El Ayuntamiento tenía previsto realizar el proyecto entre el 21 de septiembre de este año y el 18 de enero próximo, y en el primer mes de ejecución se planteó el trámite de las licencias por parte de la empresa M&P Constructores que está a cargo de la obra por 35 millones de pesos.

El plan prevé la rehabilitación de las calles 8,10, 12 y 14 oriente-poniente, de la 11 norte al bulevar 5 de mayo, en el Centro Histórico, pasando por el corredor 5 de Mayo, en una primera etapa.

Rivera Vivanco aseguró que las obras cuentan con el respaldo del gobierno federal, pues forma parte de un proyecto más amplio a cargo de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Obras del Centro son parte de un proyecto federal: Rivera

En conferencia de prensa este martes, Rivera descartó que la falta de permisos para la rehabilitación de calles del Centro Histórico vaya a frenar la obra, pues indicó que forma parte de un plan federal y que hay disposición de esta instancia así como del gobierno del estado para emitir las autorizaciones que aún faltan.

Explicó que es parte de un plan integral de mejora que la Sedatu pondrá en marcha y que la comuna está en espera de que la dependencia federal defina las fechas correspondientes.

“Esta obra está relacionándose con un proyecto que estamos concursando con la Sedatu, es decir, el gobierno federal … considera parte de las acciones de intervención del Centro Histórico como un ejercicio articulado”, expuso.

Señaló que ha habido mesas de trabajo con personal de la Secretaría así como del gobierno del estado, en las que estas dos administraciones han mostrado su disposición para emitir los permisos necesarios.

“(…) por lo tanto, las mesas de trabajo en las que ha participado la federación, el estado y el municipio ha quedado muy claro que se darán todas las facilidades para dar el cumplimiento de cada uno de los trámites y por lo consiguiente, de la revisión del cumplimiento de cada una de las metas”, dijo.

Por su parte, Israel Román Romano, quien es secretario de Infraestructura en el municipio, explicó que el contrato se realizó en la modalidad “a precio alzado”, lo que implica que la empresa ejecutora es la responsable de tramitar las autorizaciones necesarias.

El funcionario reconoció que entre los permisos pendientes se encuentran la Manifestación de Impacto Ambiental y la Disposición de Residuos Sólidos, que emite la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial del gobierno del estado.

El secretario indicó que el proyecto sí cuenta con la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), debido a que no afecta el patrimonio histórico.

Las autoridades municipales descartaron que las obras puedan frenarse por la falta de las autorizaciones mencionadas.

Rivera destacó que los trabajos representan la generación de por lo menos 1 mil 400 empleos, así como una derrama económica de entre 3.6 y 6 millones de pesos para los comerciantes del primer cuadro de la ciudad.

Si las obras empiezan sin permiso, se frenarán: Barbosa

En tanto, Barbosa Huerta sentenció durante su conferencia de prensa de este martes que si las obras inician sin los permisos necesarios podrían frenarse, por lo que dijo que el caso se analizará.

“Yo espero que haya tramitado algo, no tengo información. Si el ayuntamiento o la empresa no han tramitado, pues va a haber un conflicto. . . vamos a ver. No quiero opinar de manera lacrimógena, pero no vamos a dejar que se incumpla la ley. Si hoy empezaron las obras y no han tramitado su permiso de impacto ambiental, en este momento instruyo a la secretaria de Medio Ambiente, que asuma las atribuciones que le correspondan, porque no se trata de permitir que unos incumplan la ley y otros no la cumplan, todos parejos”, expuso.