La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) otra vez ordenó al Congreso de Puebla no ejecutar la extinción del Cabildo de Tehuacán.

El máximo tribunal del país frenó el miércoles la desaparición de poderes que fue declarada a principios de semana en el Poder Legislativo.

Por segunda vez el ayuntamiento obtuvo una suspensión de la disolución tras interponer una nueva controversia constitucional, la 120/2020.

El recurso fue promovido por el alcalde suplente Andrés Artemio Caballero López, igual que la controversia 118/2020.

En el acuerdo dictado el miércoles la Corte ordenó de nueva cuenta a los diputados abstenerse de ejecutar cualquier medida contra el Cabildo en tanto no se resuelva la nueva controversia.

Frenan disolución y nuevo concejo 

Con la suspensión no podrán surtir efectos la destitución del edil y los regidores ni la designación del concejo municipal, aprobados el lunes por la mayoría de los diputados.

“Se concede la suspensión solicitada por el Municipio de Tehuacán, Puebla, para el efecto de que el Poder Legislativo de la entidad, se abstengan de ejecutar las resoluciones que, en su caso, hayan dictado o pudieran dictar en relación con la desaparición del Ayuntamiento, hasta en tanto se resuelva el fondo de la presente controversia constitucional; en los términos precisados en el presente acuerdo”, dicta el acuerdo de la SCJN.

El incidente de suspensión se otorgó exactamente en los mismos términos que el emitido el 1 de septiembre, enfatiza que: 

“La medida suspensional surtirá efectos sin necesidad de otorgar garantía alguna, sin perjuicio de que pueda modificarse o revocarse por algún hecho superveniente”.

Avalaron concejo pese a suspensión 

A pesar de la suspensión que ya existía, legisladores de Juntos Haremos Historia y el PRI avalaron el lunes la extinción del Cabildo y hasta nombraron el concejo que lo remplazaría.

Sin los votos de dos tercios de los integrantes del Congreso del estado, se declaró la desaparición de poderes tras dar por acreditadas las supuestas anomalías que se imputan al alcalde propietario Felipe Patjane Martínez y a los regidores.

La disolución y el concejo se aprobaron con 26 votos a favor, es decir, el 63.4 por ciento de los 41 diputados locales, así que no se rebasó el 66.6 que exigen como mínimo la Constitución federal en su artículo 115 y la Constitución Política del estado en el 57.

El concejo municipal se integró con funcionarios del ayuntamiento, empresarios, así como empleados de diputados, y como presidente se eligió al diputado de Morena Fernando Sánchez Sasia, quien ese mismo día solicitó y obtuvo licencia para separarse de la diputación.