El Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (Indep) rechazó el cheque entregado por la Fiscalía General de la República (FGR) en febrero pasado al Gobierno federal con el que supuestamente, pagaría los premios de la rifa del avión presidencial.

Aún bajo la gestión de Jaime Cárdenas, quien recientemente presentó su renuncia, el Indep devolvió el documento a la FGR porque no le pudo acreditar legalmente que los 2 mil millones de pesos entregados eran producto de un “aseguramiento” y cuál debería ser su destino.

Documentos oficiales revelan que en junio pasado, el Indep solicitó a la FGR enviarle documentación sobre la legalidad para disponer de los recursos y el destino que debían dar al dinero, según el diario Reforma.

La Fiscal Emma Vásquez respondió el 1 de julio que hasta ese momento no existía legalmente el aseguramiento. “En la carpeta de investigación no existe acuerdo de aseguramiento, respecto de la cantidad de 2 mil millones de pesos que fue consignada al Indep”, dijo la Fiscal.

Ante dicha respuesta, el director Corporativo de Bienes del Indep, Andrés Álvarez Kuri, decidió regresar el cheque.

El 22 de julio el Indep, mediante un oficio, solicitó con urgencia al Ministerio Público Federal indicarle fecha y hora para formalizar la devolución del dinero.

“Este instituto sólo cuenta con atribuciones para recibir y administrar numerario (dinero efectivo) asegurado en procedimientos penales federales, hasta en tanto la autoridad competente determine el destino, situación que no es aplicable en el caso que nos ocupa”, dijo por escrito Álvarez Kuri.

La FGR mantiene los recursos en una cuenta abierta en la sucursal 116 de BBVA Bancomer y se encuentran en un limbo legal que impide sean utilizados por el gobierno.

La empresa Telra Realty entregó el 10 de febrero a la Fiscalía los 2 mil millones de pesos, como parte de un acuerdo reparatorio dentro de la indagatoria por la indemnización que pagó el Infonavit a esa compañía.